Vecinos de Floresta denuncian una "zona liberada" y reclaman mayor seguridad

Afirman que las entraderas, asaltos y tiroteos son moneda corriente en el barrio
Manuel Ruiz
(0)
3 de octubre de 2014  

El secuestro y asalto al padre de un alumno del colegio San Ramón Nonato puso en foco el problema de inseguridad que sufren todos los vecinos de la zona. Por eso, unos sesenta integrantes del grupo Floresta De Pie, que agrupa a los barrios de Vélez Sarsfield, Monte Castro, Floresta y Villa Luro, realizaron un cacerolazo para exigir a la Justicia que intervenga en las denuncias realizadas.

Según los vecinos, toda la zona aledaña al colegio está rodeada de "casas tomadas donde se vende droga" y en la que los delincuentes actúan con "total impunidad".

El padre Rubén Ceraci pidió que las autoridades tomen nota de lo grave del problema que se vive en el barrio. "Los robos a los chicos del colegio se hicieron cada vez más frecuentes, no queremos acostumbrarnos a eso, ni a las entraderas, ni a los tiroteos", afirmó el cura.

En cuanto a la presencia policial dijo: "Queremos que el Estado vaya a las causas del problema; no basta con un policía en cada esquina porque presencia [uniformada] hay y el delito sigue existiendo".

A fines del año pasado los vecinos marcharon ante la comisaría 43», a cargo de José Celeste, para presentar el primer mapa del delito hecho por ellos. Pero advierten que en el tiempo transcurrido desde entonces la situación no mejoró, sino que empeoró. Ayer presentaron el 2º Mapa del Crimen Organizado del barrio a la jueza federal María Servini de Cubría, con un listado de delitos que registraron en un año. El mapa señala 11 puntos de venta de drogas, 4 robos con asesinatos, un prostíbulo, 27 robos en la vía pública, 7 entraderas, un secuestro, 14 intentos de robos y dos talleres textiles clandestinos, que se suman al listado de 100 presentados en el mapa anterior.

Florencia Viterbo, de 31 años, vive en Monte Castro desde que nació y asegura que los dos últimos años fueron los más inseguros. "A mí me robaron a plena luz del día; a mi edificio entraron dos veces en el año, sonó la alarma y no les importó: vaciaron tres casas", comentó. Esta vecina se mostró preocupada porque ya no es sólo el carterista: "Ahora se ven robos más violentos con delincuentes armados", dijo.

"La zona está liberada, le hemos pedido al comisario Celeste y al jefe de la Comuna 10, Agustín Ferrari, que asistan a las reuniones vecinales, pero no han venido", dijo.

Otra vecina, Claudia Carlassara, vive en Floresta desde hace 15 años y sostiene que el delito "aumenta día a día". "Necesitamos personal policial fijo y no rotativo, porque cuando en Floresta hay policías es porque todos los otros barrios están liberados", comentó.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.