Baby Etchecopar volvió a la radio rodeado del cariño de sus oyentes

El conductor de Radio 10 regresó esta medianoche a su programa "El Angel de la Medianoche", con el apoyo de sus seguidores que se acercaron a la radio para acompañarlo en su regreso
(0)
3 de abril de 2012  • 02:16

Rodeado por el cariño y la cálida bienvenida de sus oyentes y seguidores, que se acercaron a Fitz Roy 1940, Baby Etchecopar volvió a conducir su programa radial "El Angel de la Medianoche", luego de haber sufrido veinte días atrás un violento robo en su casa de San Isidro, que dejó gravemente heridos al mismo periodista y a su hijo.

"En la noche nefasta pasó ese ángel que me permite estar acá hoy parado y a mi hijo en casa, en cama escuchándome". Baby aprovechó la introducción de su programa para reflexionar sobre la terrible experiencia que vivió semanas atrás, y agradecer a aquellas personas que estuvieron pendientes de su recuperación y la de su hijo. "Necesitaba volver para empezar a devolver tanto amor", señaló el conductor ante la emoción de sus fieles seguidores.

Amigos del ambiente también aprovecharon la parada para saludar y mandar fuerzas al conductor, en su regreso a la medianoche radial. Entre ellos, se comunicaron Guillermo Francella, Miguel del Sel, Cacho Castaña, Matías Santoiani y el Negro González Oro, entre otros.

Baby junto con el Negro González Oro. "Yo vi morir a mi hermano, y mi corazón no daba para ver morir a mi hijo... Ya está... es mucho para mí, es mucho para una sola persona". Esa fue la frase más conmovedora que dio ayer Baby Etchecopar al contar el tremendo momento que vivió al ser asaltado en su casa . El conductor radial relató minutos antes que su hermano fue a Malvinas, volvió y falleció después de la guerra, de la que hoy se cumplen 30 años .

Baby Etchecopar fue entrevistado ayer en radio 10 por Oscar González Oro y sus palabras e imagen transmitidas en dúplex con el canal de noticias C5N, en el que fue su regreso al lugar de trabajo, al que dejó de ir después de la fatídica noche del 12 de marzo, cuando fue asaltado por dos jóvenes armados.

El conductor radial reveló detalles tremendos de lo que ocurrió adentro de su vivienda, desde que a su hijo le dispararon en el pecho y luego por la espalda, hasta que su mujer tuvo que taparle con un dedo la herida al joven para frenar la hemorragia que le provocó el disparo.

Según contó Etchecopar, los ladrones, "cuando entran dicen 'dame plata, dame plata'; mi mujer les contesta 'te doy estos relojes, esta plata', mientras ellos amenazaban tirando la corredera de la pistola. ¿Cuánta plata hay que dar, cuál es el límite?, yo les decía 'es que no tengo más'". Luego, reconoció que los delincuentes decían "matalos, matalos".

"A Federico le salía un chorro de sangre del pecho. Él se da vuelta en medio de los tiros y me dice 'me pegaron, me pegaron' y vi chorrear sangre del pecho. Cuando me lo dice le pegan otro tiro en la espalda. A mí me pegan un tiro en la mano y no me di cuenta, después me doy cuenta cuando me vuelan la pierna y vuelo por el aire, como las películas", relató.

En todo momento, Baby Etchecopar refirió su relato a la situación que atravesó su hijo, quien se llevó la peor parte, por la cantidad de disparos que recibió. "Si le pasaba algo a Federico, yo me iba atrás de él, dejé de ser padre para ser hemano", afirmó.

Además, confirmó que en la casa de La Calabria, en San Isidro, donde ocurrió todo, la dejará. "Esa es la casa de mis abuelos, pero no voy a volver a esa casa, nunca más y a mi familia no va a volver nunca más a la normalidad".

"Voy a defender con mi vida a mi familia", afirmó Etchecopar, "no me queda odio a nadie, al contrario, de pena, me da la sensación de decir... 'puta carajo', no poder atrasar el reloj 24 horas, y arrancar de nuevo,

Haber hablado con este chico, por qué tiene que pasar esto".

Al concluir la nota, pidió a los oyentes de su programa, que se reanudará esta noche, que "no" le hagan recordar lo que ocurrió en su casa de San Isidro y aclaró: "Esta es la última vez que hablo del tema".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.