Son argentinos, viven en Dinamarca y rescatan alimentos de la basura