Algunos consejos valiosos para padres y madres al borde del ataque de nervios

La adolescencia es una etapa demandante y para la que, en general, no se está bien preparado
(0)
3 de diciembre de 2018  

Criar hijos adolescentes es todo un desafío. Investigaciones realizadas en los Estados Unidos muestran que más de un tercio de los padres de adolescentes presentan durante esa etapa de la vida un aumento de síntomas de depresión, falta de seguridad, conflictos en el matrimonio y problemas en el trabajo.

En su libro, la doctora Teresa Torralva comparte consejos del profesor Laurence Steinberg, de la Universidad de Temple, que surgen de otras investigaciones para afrontar la tarea y no morir en el intento. Aquí, se destacan algunas sugerencias:

Asegúrese de tener intereses genuinos y satisfactorios más allá del de ser padre o madre. Haga lo que sea para reforzar la pareja, el trabajo, un pasatiempo o un hobby estimulante.

Trate de adoptar una visión positiva hacia la adolescencia y a los cambios que está transitando su hijo. Si uno considera que la adolescencia es un problema, puede que lo sea, y no solamente para el propio adolescente, sino también para todo el sistema familiar. Es importante recordar que los adolescentes aprenden a ser sanamente independientes estando en una relación padres/hijos cercana.

Manténgase emocionalmente cerca. Los adultos afrontan mejor el crecimiento de sus hijos cuando están cerca de sus vivencias.

No se tom e las cosas de manera personal. Es normal para los adolescentes cuestionar la autoridad, exponer los dobles discursos de sus padres, buscar privacidad e independencia. Es común que pongan esa cara larga denotando vergüenza cuando opinan delante de sus amigos, pero esto no es personal, solamente están tratando de distanciarse de lo que los padres representan: un recordatorio de que alguna vez fueron sus niños pequeños.

No tenga miedo de discutir lo que siente con su pareja, su mujer/marido, amigos o con un especialista. Es frecuente sentirse enojado, celoso, resentido, desconcertado. Todos los padres tienen sentimientos contradictorios cuando los chicos crecen y se vuelven independientes y autónomos.

Sea amoroso y, a la vez, exigente. Disfrute haciendo cosas con sus hijos, alégrese con sus logros, atienda sus problemas e intereses, pero a la vez ponga límites bien definidos. Establezca reglas de comportamiento claras y sosténgalas. Sea democrático y pregúnteles su opinión sobre determinados temas, pero resérvese la decisión final.

Acepte a su hijo como una persona única. Cada chico es diferente, con sus propias capacidades y necesidades. Deje que sea lo que quiera ser y no lo que usted quiera que sea. No debe ser la copia del hijo mayor, ni igual al de un amigo. Considere que probablemente la gran mayoría de las elecciones que haga durante esta etapa no serán para toda la vida. Tiene que experimentar para poder decidir.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.