Arreglos, mucha precaución y curiosos en la estación