Claromecó: un hombre murió ahogado mientras participaba de un concurso de pesca

Jorge Santiago Vaudagna, oriundo de Bahía Blanca, se metió al agua y no pudo salir
Jorge Santiago Vaudagna, oriundo de Bahía Blanca, se metió al agua y no pudo salir Crédito: Facebook
Darío Palavecino
(0)
3 de marzo de 2020  • 07:28

MAR DEL PLATA.- Una cadena humana improvisaron los pescadores para tratar de llegar tan lejos como se pueda. Así pudieron alcanzar, tomar y rescatar a Jorge Santiago Vaudagna, otro de los participantes del concurso de pesca de Claromecó que, en el afán de buscar un tiro más próspero, cruzó un canal y la corriente lo arrastró cuando intentaba regresar a la costa. A pesar de la intervención de un equipo de emergencia, no lograron reanimarlo.

Una verdadera tragedia que ensombreció esta edición de las Seis Horas de la Corvina del Club Recreativo Echegoyen, una tradicional competencia de pesca que desde hace 15 temporadas se desarrolla frente a este balneario, a unos 200 kilómetros al este de Bahía Blanca.

Había más de 2100 inscriptos que se repartieron en casi 22 kilómetros de costa, a un lado y otro de la franja marítima donde se distribuyen los paradores con servicios para los bañistas. Es playa abierta y, por lo tanto, no cuenta con presencia permanente de guardavidas.

Vaudagna, oriundo de Bahía Blanca, se había inscripto en esta prueba junto a algunos amigos. Pero al momento de lanzar la línea eligió moverse en soledad y en un punto extremo del área habilitada, en proximidades de la vecina localidad de Orense.

Quienes estaban más cerca y pudieron advertir sus movimientos confirman que el pescador caminó hasta pasar uno de los canales que cruzan la costa. Se trata de profundidades donde se generan corrientes de agua que todo lo que encuentran a flote lo derivan mar adentro. Una constante a pesar de las buenas condiciones que presentaba el mar durante esa jornada.

Conmoción

El objetivo era claro: saltear ese canal y buscar que el anzuelo y la carnada fueran a un sector más lejano y con menos turbulencia, con mayores posibilidades de pesca. Llegó a hacer ese tiro pero nunca pudo regresar.

"Es un sector que por no ser apto para baño, no hay guardavidas, y aun así lograron rescatar a la víctima con esfuerzo de otros pescadores y equipos de emergencia", explicó a LA NACIÓN el fiscal Gabriel Lopazzo, que quedó al frente de la causa que investiga esta muerte.

Los organizadores del torneo quedaron conmocionados, al igual que el resto de los participantes. "Fue una fatalidad", dijo a LA NACIÓN Alejandro Andersen, responsable de la Subcomisión de Pesca del Club Recreativo Echegoyen, responsable de la prueba.

Sumaron esta vez 2162 cañas, una cifra récord. "En 15 años jamás pasó algo igual", dijo Andersen. Y recordó que cada inscripto tiene claro desde el reglamento las responsabilidades que asume sobre su desempeño durante estas seis horas de competencia.

Recordó que hay un despliegue de seguridad para atender emergencias y que se dio respuesta a este caso en pocos minutos. "Lamentablemente el muchacho falleció, es un dolor muy grande para todos", resaltó Andersen.

El fallecimiento de Vaudagna se produjo a las 14.30, poco antes del cierre de la prueba que se realiza desde las 9 hasta las 15. Se le practicaron maniobras de reanimación, incluso con un desfribrilador. Pero todo fue en vano. El concurso cerró con una entrega de premios nula de festejos. El ganador se llevó una Toyota Hilux 0K.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.