Club: los sábados son para los ociólogos

Mariana Fusaro
(0)
28 de junio de 2015  

El derecho y el placer de disfrutar a pleno de cada minuto libre hoy se vive como una conquista a la que ya no se le hacen concesiones. La mejor prueba de eso son los socios de Club LA NACION, quienes desde el primer número de su revista, hace apenas tres meses, se ganaron a fuerza de participación activa el nombre de #ociólogos. Con sus aportes enviados por mail, posteados en Facebook, tuiteados e instragameados (hallazgos, experiencias, consejos, anécdotas, fotos), ellos son los verdaderos hacedores, los que crean el valor de secciones como Cadena de recomendaciones, Contanos o el Collage del ocio. El resto del contenido de cada edición busca ir recorriendo las infinitas formas posibles de potenciar el tiempo destinado a pasarla bien, junto con una curaduría del sorprendente universo de beneficios que ofrece el Club: hay teatro en la calle Corrientes, pero también en el off, restaurantes consagrados y nuevos, templos de la noche porteña, jazz, stand up, recitales, fiestas under, gimnasios, centros estéticos y culturales, pistas de patinaje y de karting, moda, peluquerías, heladerías, museos, estancias, hoteles, deportes náuticos, golf, fútbol, salidas con chicos, spas, vinerías, cines, bares. Pero es el poder del boca en boca lo que diferencia a Club, el eje de una propuesta editorial única en el mercado. Esta movida en pro del disfrute ahora se instala los sábados para llegar a más lectores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.