Constitución: apareció una imagen de Eva Perón en el hall de la estación

La imagen de Eva Perón en el hall de Constitución
La imagen de Eva Perón en el hall de Constitución
Diego Cabot
(0)
20 de diciembre de 2019  • 20:04

Más allá de que todas las empresas ferroviarias estatales continúan manejadas por el macrismo, ya que aún no se produjo la sucesión, la simbología de los nuevos vientos políticos ya se puede ver en varios lugares.

Después del corte de vías de la tarde de ayer, una imagen sorprendió a todos los que llegan a tomarse el tren a la popular estación Constitución. Un retrato de Evita fue colocado en una de las paredes de hall central de la terminar ferroviaria que une la Ciudad de Buenos Aires con el sur bonaerense.

De frente, con su clásico rodete y una flor que decora su vestuario, el estilo contorneado de la figura tiene un aspecto similar al que decora la fachada del edificio del Ministerio de Desarrollo Social, ubicado en la Avenida 9 de Julio. Con luces de LED y amurado a la pared, la histórica dirigente posa sonriente, en una de las terminales más importantes que tiene la Ciudad.

En el gobierno de Mauricio Macri, tanto la cabecera de la Línea Roca como la de Retiro fueron dos estaciones que recuperaron su vieja fisonomía. Durante dos años fueron recicladas e iluminadas para regresar a su aspecto original.

Según el mapa de Patrimonio Urbano del Gobierno de la Ciudad De Buenos Aires, el complejo de edificios que tiene su dirección en la calle Brasil 1150 está incluido dentro de los edificios que deben ser protegidos.

La imagen de Eva Perón en el hall de Constitución
La imagen de Eva Perón en el hall de Constitución

De acuerdo a la normativa vigente, la Estación Constitución quedó dentro de la protección según la ley 3346, promulgada en diciembre de 2009 por la Legislatura porteña. En el artículo 1° se colocan a todas las terminales de las líneas férreas (Once, Constitución, Federico Lacroze y todas las de Retiro) dentro del régimen. A la de la Línea Roca se le otorga el carácter de protección estructural. Esta característica, según la norma, "protege edificios de carácter singular y tipológico que caracterizan su entorno o califican un espacio urbano o son testimonio de la memoria de la comunidad". Finalmente, en el catálogo de Inmuebles Catalogados lo contiene en la página 258.

La ley establece el procedimiento que debe llevarse a cabo frente al requerimiento de permisos y avisos de obras, ya sea para limpiar o pintar fachadas, ejecutar o cambiar revestimientos, revoques exteriores, cambiar el material que cubre los techos o instalar vitrinas y toldos sobre las fachadas en la vía pública. Según pudo saber LA NACION, no hubo pedido alguno.

De hecho, la obra de restauración fue seguida y monitoreada, en su momento, por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires para que se respete el patrimonio del edificio.

Esa calidad de protección impide que se coloque cualquier estructura que no respete la originalidad del edificio. Pero se sabe que los símbolos, al menos para el Peronismo, son sagrados y que poco tiene que ver la protección histórica a la hora de montarlos y exhibirlos. Evita, pues, decora ahora el salón principal.

Más allá de la obra, el movimiento de la colocación amurada y las instalaciones de iluminación del retrato podrían considerarse el primer acto efectivo de gobierno en materia ferroviaria de la administración del presidente Alberto Fernández y de su ministro de Transporte, Mario Meoni.

Aún la gente del ministro Meoni no se ha hecho cargo de los ferrocarriles. De hecho, Marcelo Orfila, presidente de Trenes Argentinos, y Guillermo Fiad, presidente de la ADIF, encargada de la infraestructura ferroviaria, siguen en sus cargos a la espera de que lleguen sus reemplazantes. Hoy se sabe que tendrán responsabilidades, al menos, hasta después de Navidad. Se comenta en los pasillos que recién el jueves próximo habrá reuniones en los directorios de sus compañías donde les acepten las renuncias.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.