Coronavirus. La mayor carga de tareas de cuidado y domésticas recae sobre las mujeres en la pandemia

Relevamientos del sector público, privado y de la sociedad civil indican que las desigualdades históricas en la distribución de estas actividades, remuneradas o no, aumentó a partir del aislamiento
Relevamientos del sector público, privado y de la sociedad civil indican que las desigualdades históricas en la distribución de estas actividades, remuneradas o no, aumentó a partir del aislamiento Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Brenda Struminger
(0)
30 de junio de 2020  • 03:46

Las históricas desigualdades de género en la distribución de las tareas domésticas y de cuidado de terceros se profundizaron con la pandemia de coronavirus, según relevamientos del sector público, privado y de la sociedad civil. Las mujeres dedican más horas a los hijos y/o ancianos, y discapacitados, y ocupan menos tiempo que los hombres en actividades laborales remuneradas, e incluso en dormir o entretenerse.

Las "tareas de cuidado" comprenden la limpieza y orden de la casa, la organización de la agenda familiar, los traslados, (por ejemplo, para las vacunaciones), y el cuidado, entretenimiento y apoyo de los niños y personas mayores, enfermas, o con discapacidad, entre otras actividades imprescindibles.

Con las escuelas y centros de actividades recreativas extracurriculares cerrados, los niños y adolescentes permanecen en sus casas todo el día y son las mujeres quienes se ocupan mayormente de su cuidado y educación. Mientras tanto, aquellas que están laboralmente activas, continúan ocupándose, al mismo tiempo, de sus trabajos remunerados. En paralelo, muchas se hacen cargo, también, de personas mayores que necesitan atención.

Según la Unesco, al 30 de marzo de 2020 al menos 113 millones de niños y adolescentes estaban en sus casas para evitar el contagio del virus. "El cierre de los establecimientos educativos significa que los menores requieren cuidado las 24 horas, lo cual recae sin dudas en las familias, y en particular, sobre las mujeres, quienes ocupan tres partes más de su tiempo que los hombres realizando tareas domésticas y de cuidado cada día en la región", reza un informe de la Comisión Económica para América latina y el Caribe (Cepal), titulado La pandemia de coronavirus exacerba la crisis de cuidados.

La Cepal concluyó que el coronavirus "trajo a la luz de un modo sin precedente la importancia de los cuidados para la sustentabilidad de la vida", y recordó que "son las mujeres las que, pagas o no, cargan con la mayor carga de los cuidados".

Qué pasa en la Argentina

Según los datos de la última encuesta sobre trabajo no remunerado y uso del tiempo del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) sobre la base de la Encuesta Permanente de Hogares, antes de la pandemia las mujeres dedicaban seis horas y media diarias a trabajar para que la casa y la familia sigan en funcionamiento. Los hombres, sólo tres horas y media.

Entretanto, consultoras y cámaras empresariales argentinas realizaron distintos estudios para evaluar cómo es la relación entre las tareas de cuidado, domésticas, laborales durante el aislamiento, que lleva más de 100 días, y su impacto según el género.

Un informe sobre los efectos del aislamiento para las empresarias de la Red de Mujeres Emprendedoras y Empresarias basado en respuestas de 2300 mujeres empresarias, arrojó que el 81 por ciento de las mujeres a cargo de una Pyme vio incrementada la distribución habitual de su carga de tareas domésticas y de cuidado de familiares.

Según la organización, que integra la Cámara Argentina de la Pequeña y Mediana Empresa (CAME), el 44 por ciento le dedica más de siete horas por día a temas laborales; el 25 por ciento le dedica entre cinco y seis horas, y el 18 por ciento, entre 3 y 4 horas. Mientras que la cantidad de tiempo dedicado a las tareas domésticas, para el 47 por ciento, es de tres a cuatro horas por día.

Además, el 29 por ciento de las mujeres debió cambiar sus horarios de trabajo debido a las t areas de cuidado por el aislamiento.

Por otra parte, la "Encuesta de uso del tiempo en contexto Covid-19" de la consultora Grow Género y Trabajo concluyó, a partir de un estudio basado en 998 respuestas desde el 1 al 25 de mayo, que "las desigualdades de género, que ya existían en materia de cuidado y tareas domésticas, se potenciaron por el aislamiento derivado de la pandemia de coronavirus".

El estudio realizó una comparación por género en el tiempo dedicado a las tareas de cuidado y domésticas. Los resultados indican que las mujeres dedican dos horas más por día que los varones al cuidado de los niños a su cargo; una hora más al acompañamiento en las tareas escolares, y una hora más para cocinar y limpiar o desinfectar.

Crédito: Shutterstock

En promedio, de acuerdo con Grow, las mujeres les dedican a las tareas de cuidado y domésticas no remuneradas, 10 horas y 24 minutos al día, mientras que los varones les destinan 6 horas con 48 minutos. Y en hogares con hijos menores de 12 años, las horas de cuidado alcanzan las 13 horas en el caso de las mujeres y las 9 horas 24 minutos para los varones.

La misma investigación muestra que los varones, en relación a las mujeres, duermen una hora más por día. Además, dedican una hora y media más al trabajo remunerado y realizan una hora más de actividades dedicadas al ocio y entretenimiento.

La directora del sitio Alabadas, Jorgelina Albano, asesora en temas de género, reveló que algunas de las compañías con las que trabaja como consultora implementaron en los últimos meses distintas políticas orientadas en el sentido de los cuidados. Aunque son casos puntuales, hay cierta conciencia sobre esta situación. En los casos que cita la experta, estas medidas fueron destinadas tanto a hombres como a mujeres con hijos.

"Algunas bloquean horarios, al mediodía y a la tarde, para que los empleados puedan cocinar y comer con su familia. Y lo implementaron sin distinción de género para evitar perpetuar el concepto de que son las mujeres quienes tienen que ocuparse de esas tareas", contó Albano a LA NACION.

Aún no existen estadísticas oficiales al respecto en el país en la pandemia pero el Indec planifica junto al Ministerio de las Mujeres, que conduce Elizabeth Gómez Alcorta, una Encuesta sobre el Uso del Tiempo y Trabajo No Remunerado (ENUT) que estaría lista en 2021.

"En la Argentina, la organización social del cuidado depende principalmente del trabajo no remunerado que se realiza al interior de los hogares y recae, en mayor medida, sobre las mujeres", reza un documento oficial publicado este mes sobre la planificación de la ENUT.

Las estadísticas oficiales indican que el trabajo que se realiza al interior de los hogares recae, en mayor medida, sobre las mujeres
Las estadísticas oficiales indican que el trabajo que se realiza al interior de los hogares recae, en mayor medida, sobre las mujeres Crédito: Shutterstock

La encuesta apunta a determinar la cantidad de horas que los argentinos dedican al trabajo, remunerado o no, y visibilizar las diferencias en el uso de tiempo en función del género o del nivel socioeconómico.

Según declara en el documento el titular del Indec, Marco Lavagna, "el hecho de que gran parte del trabajo de cuidado tenga lugar fuera de la esfera mercantil lo torna invisible para las mediciones estándar de la economía y refuerza su escasa valoración social".

Mientras tanto, según pudo saber LA NACION, el Gobierno trabaja en una resolución para brindar licencias a madres y padres de menores de 6 años en el sector privado.

Hace diez días, en el marco de uno de los debates en comisión de Diputados sobre el teletrabajo, la directora nacional de Políticas de Cuidados, Lucía Cirmi Obón, remarcó "la importancia de regular esta modalidad de empleo con perspectiva de género".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.