Ludovica Squirru: "El año del chancho traerá barro pero también mucha alegría"

El 2019 es el año del Chancho de Tierra según el horoscopo chino
El 2019 es el año del Chancho de Tierra según el horoscopo chino Crédito: Gentileza Claudio Herdener
Daniela Chueke Perles
(0)
7 de diciembre de 2018  • 16:11

Intrépida, buscadora, pionera, ella partió en el año 1988, a la edad de 30 años, hacia China para conocer qué había de cierto en ese conocimiento milenario que de algún modo había llegado a su vida: el horóscopo chino. Durante seis meses recorrió el país en tren, conoció distintos pueblos, y soportó temperaturas de veinte grados bajo cero, en busca de respuestas a las preguntas que el Cosmos había puesto ante sí. Era un llamado que no podía ignorar. Debía traer la cosmovisión china a occidente, ser un canal de conocimiento, develar los misterios que habrían de salir a la luz para empezar a expandir la conciencia, algo que la humanidad estaba necesitando en esta parte del mundo. "Los chinos llegaron a mí", resume Ludovica Squirru Dari, después de 32 años de aquel viaje iniciático de una trayectoria que la convirtió en la persona que más sabe del horóscopo chino en Occidente.

"Creo que el éxito de mi libro es que fui creciendo e integrando distintos conocimientos sagrados", responde cuando se le pregunta por qué su manual es tan consultado en esta época del año, cuando su agenda se ve colapsada por encuentros con periodistas de todo el mundo.

Qué depara el año del chancho para todos

El año que inicia el 5 de febrero para la cosmovisión china del universo, será regido por el singo de Chancho de Tierra.

Según explica LSD habrá una continuidad con el año del Perro que está terminando ya que ambos son del elemento tierra. Pero con una diferencia: el porcino que llega "Traerá mucho barro. Habrá tierra y agua, por lo tanto podemos esperar fertilidad porque tendremos más lluvias, lo que es bueno, siempre que no sea demasiada", avisa.

El Chancho es el animal más alegre del zodíaco chino
El Chancho es el animal más alegre del zodíaco chino Crédito: Christopher Carson / Unsplash

El cerdo tendrá un efecto purificador en todo el mundo, desde la Pacha Mama que se viene manifestando en el año del Perro con sismos, volcanes en erupción, inundaciones e incendios y cuya última expresión, el sismo de 3.8 grados que se sintió en Buenos Aires en coincidencia con el G20, según Ludovica no fue casual: "Son mensajes, cuando todas las potencias del mundo están reunidas acá, pasa esto, en un lugar en el que no se produce un sismo desde el año 1888, la Pacha nos está dando un reflejo y un mensaje de conexión con lo cósmico", interpreta.

Por el contrario, la meditación que se hizo en La Rural con el presidente de la India, resulta un signo positivo de acercamiento entre la humanidad y esos son los gestos que también empezarán a multiplicarse en el año venidero.

A nivel individual, el correlato del agua en el cuerpo humano se localiza en los órganos, por eso, habrá que cuidar el estómago, que se verá propenso a padecer enfermedades digestivas, el páncreas, encargado de filtrar los deshechos y cuidar la higiene para evitar la proliferación de virus y bacterias que estarán dando vueltas en el ambiente. Todo esto, según la estudiosa, propiciado por una gran falta de higiene mundial debido al hambre y las migraciones que llevan y traen sustancias de un país a otro. Este será un síntoma claro del año del chancho que podrá atenuarse o evitarse si en todo el mundo se practica la prevención, la dieta equilibrada y se aplican los principios de la medicina china.

En cuanto a los aspectos positivos que activa este animal tan simpático y despreocupado, se destaca su augurio de prosperidad para el trabajo, buenas alianzas matrimoniales, la solidez en la concreción de proyectos y la alegría que trae a la vida cotidiana. "Este año recuperaremos los tiempos perdidos de la familia, podremos reconciliarnos con seres queridos, valoraremos más el encuentro", sentencia LSD.

En los aspectos sociales, se remontará el poder femenino y los cambios resultarán notables. Habrá una ola de recuperación de derechos legítimos y la convivencia comenzará a mejorar. El año del Chancho de Tierra será un antes y un después en la historia de la humanidad.

Ludovica Squirru Dari
Ludovica Squirru Dari Crédito: Gentileza Claudio Herdener

Los signos más favorecidos y los que deben estar alerta

El Chancho es un animal que se lleva bien con la Cabra, el Conejo, el Mono, el Buey. Con el Gallo, también tiene afinidad, aunque suelen tener algunos cortocircuitos. Por este motivo, son estos los signos que sentirán que la vida fluye en cuanto al trabajo, el amor, el dinero y la familia en el nuevo año chino.

En cambio, el signo que más se tiene que cuidar es la Serpiente, aunque por ser el opuesto del cerdo tal vez sea un año de concreciones, según como el ofidio lleve adelante sus desafíos. "Si está preparada para algo nuevo, será un buen año", predice LSD. "Para los chinos la serpiente enrosca el chancho, que la va a combatir, pero si ella se porta bien, puede ser uno de sus mejores años", augura.

Para el Chancho, pese a que es su propio año, no todo será color de rosa. "El mismo también se tiene que cuidar, porque tendrá que pagar peaje, para disfrutar de su rol protagónico. Si no lo hace podrá vivir una tragedia griega", le explica.

Cabe, a esta altura, hacer una aclaración importante. "La astrología china es un GPS", explica LSD. "No es fatalista ni determinista, cada uno es dueño de su propio destino, cada uno puede cambiarlo pero para eso tiene que tener conciencia", recomienda. Por eso, en el libro, al final de las predicciones para cada signo, el lector encontrará una hoja en blanco, con renglones a modo de anotador, titulada "Escribe tu propia predicción". Según la autora, este recurso que está presente en todos sus libros, tiene el fin de que cada persona practique su libre albedrío y pueda visualizar su propio futuro. " Vos mismo te proyectas con afirmaciones de lo que quieras o te tiras el I Ching para pensar cómo actuar", explica.

Esto funciona porque según la astrología china, cada persona tiene tres destinos: el celestial, regido por el cielo, el cosmos infinito y espiritual; el terrestre, regido por la materia, el cuerpo físico y el humano, que es el poder de la mente. Esos tres aspectos combinados hacen el destino de cada personal. Si estos tres factores están alineados es posible sentir que todo fluye, entrar en el ritmo del cosmos y así vivir sin miedo, sin enfermarse. " La vida es movimiento, no todos los años vas a tener las mismas oportunidades, el tema es que lo aceptes y no te enfermes con eso", ilumina.

2019 signo por signo

Rata: estará más demandada y sociable que de costumbre; los cambios bruscos de timón serán guiados por su intuición.

Búfalo: tiempo de detener tanto esfuerzo, impulsos y dedicarse al viaje interior. Administrará su energía con inteligencia emocional y será faro de quienes se encuentren sin rumbo.

Tigre: el año porcino para el felino será de balance, reflexión, solidaridad y despegue para sus próximos siete años.

Conejo: el mejor año para reinventarse, salir de la comodidad y convertirse en un ser benéfico para los demás.

Dragón: el chancho le exigirá que se nutra mejor, que deseche relaciones tóxicas y a quienes lo vampirizan, para encontrar su propio equilibrio.

Serpiente: los cambios serán inexorables; ordenará sus prioridades, cerrará ciclos y abrirá otros en los que descubrirá su verdadero poder.

Caballo: deberá vencer obstáculos que lo paralizan y ser decidido a la hora de actuar; llega un tiempo de mayor madurez.

Cabra: el del chancho será uno de los mejores años para iniciar un nuevo ciclo y ordenar sus valores; obtendrá el reconocimiento que espera en su profesión.

Mono: su gran desafío será consigo mismo, analizarse con honestidad, hacer planes modestos, sanar relaciones familiares y administrar su energía.

Gallo: tiene una relación de respeto, cordialidad y examen mutuo con el chancho; este año deberá estar receptivo a lo que ocurra en su entorno y resolver conflictos con diplomacia.

Perro: su naturaleza solidaria lo llevará a ayudar material y espiritualmente a sus seres queridos y asumir grandes responsabilidades; ganará en sabiduría zen.

Chancho: le esperan dos etapas, una de planificación y otra de concreción; lidere sin monopolizar; acepte que lo guíen en temas que no conoce y sea amable con quien le brinda asesoramiento.

Rituales para cerrar el año

Para entrar en un año que augure prosperidad, armonía y buenas relaciones los chinos acostumbran:

- Saldar deudas: no arrastrar al año entrante ninguna deuda pendiente, en lo posible.

- Arreglar la casa: a tono con la filosofía del feng shui, es conveniente reparar vidrios y espejos rotos, aparatos que no funcionan, desechar objetos que no se usan o han quedado inservibles.

- Practicar la austeridad. En vez de consumir en exceso, hacer compras, correr alocadamente, la entrada en un nuevo año es un comienzo de cero."En vez de llenarte, te tenés que vaciar", recomienda LSD.

- Prepararse emocionalmente: pedir perdón, recomponer aquellas relaciones importantes que han sido dañadas, soltar resentimientos. "No arrastres la carga a tu nuevo año, es una oportunidad para empezar de cero", resume Ludovica.

Unirnos en meditación para sanar la Argentina

Hace quince años LSD tuvo una revelación: el motivo por el cual las predicciones para la Argentina venían siendo desfavorables era que había nacido bajo una carta astral mal aspectada. Así, siguiendo la costumbre de muchos países, como la de la India, que para todo emprendimiento importante la consulta a un astrólogo resulta esencial a fin de que determine el mejor momento cósmico para darle inicio, se propuso una idea ambiciosa: sanar astrológicamente la Argentina.

De ese modo convocó a un astrólogo maya, otro mapuche, una astróloga sirio caldea y a su amigo y filósofo Miguel Grinber, para, entre los 5 detereminar cuál sería el momento más propicio para refundar astrológicamente nuestro país.

El resultado fue que el día 4 de 2003 a las 5 de la tarde en el pueblo de Nono, Córdoba, con una meditación comunitaria se dio inicio a esta nueva Argentina, que nació bajo el signo Cabra de Agua, Sagitario con ascendente Tauro y Primavera para la cosmovisión mapuche.

Desde entonces, cada 4 de diciembre, LSD junto con todos sus colaboradores y amigos que participan de esta refundación, convocan a toda la sociedad a viajar a Nono, o bien, sumarse desde su lugar, a una meditación masiva para asumir la responsabilidad cósmica por el cambio que necesita nuestro país. " Acá no se pidió permiso a los pueblos originarios, a los ancestros que habitaron la tierra, por eso nacimos mal", analiza Ludovica y propone: "Tenemos que volver a la cultura del respeto". Y cómo no estar de acuerdo.

El reconocimiento de la comunidad china

El horóscopo chino 2019 de Ludovica Squirru Dari (Editoria Kepler, 2018), el número 35 que publica esta autora bestseller en Latinoamérica, no es sólo una serie de predicciones, sino una descripción de la naturaleza de cada signo, integrada con la visión de otras disciplinas taoístas, como la numerología, la astrología y el I Ching, combinadas con el pensamiento filosófico, moral y religioso del budismo y el confucionismo.

Por supuesto, se estructura a partir de las doce figuras animales que representan la personalidad humana y de las diferentes energía que estos movilizan, de acuerdo también a cada elemento regente (madera, metal, agua, tierra o fuego). Pero además, las explicaciones a cada augurio encuentran sustento en la astrología maya, que LSD estudió en los últimos años, junto con la de los calendarios de los pueblos originarios, las constelaciones familiares, textos de otros prestigiosos astrólogos y filósofos, como Miguel Grinberg, Cristina Alvarado Engfui o Fernando Demaría y el aporte artístico de su pareja, el fotógrafo Claudio Herdener (Catman) y la ilustradora Marina Fages.

Por esa labor, el más reciente reconocimiento de la comunidad de chinos en Argentina y en el mundo, fue su participación en el espectáculo que realizó la compañía de música y danza China Oriental Performing Arts en El Coliseo, a fines de noviembre donde tuvo la oportunidad de un nuevo encuentro con dos representante de la cultura milenaria: tanto el director artístico de la obra como el embajador de China en Argentina, Wanming Yang, elogiaron sus conocimientos y agradecieron la difusión que a lo largo de treinta y dos años la astróloga y actriz viene encarando con sus ya tradicionales libros de horóscopos anuales que se publican desde 1982.

-

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.