El asesoramiento jurídico, la meta de una organización

La Fundación Microjusticia Argentina, integrada por jóvenes abogados, busca ayudar a resolver casos vinculados a la identidad
Micaela Urdinez
(0)
19 de octubre de 2015  

Alejandra Montiel vive – en las sombras - una vida de constantes negaciones. No puede estudiar, ni trabajar, ni votar, ni cobrar una pensión, ni abrir una cuenta bancaria, entre tantas otras cosas. Y para conseguir muchas otras que al resto nos parecen de todos los días, tiene que superar obstáculos inimaginables: que la atiendan en un hospital es una lucha y hasta ingresar en un edificio es un problema. Es que para todo esto le piden su DNI y ella no lo tiene. Nunca lo tuvo.

Diferentes circunstancias en su vida hicieron que hoy, a sus 20 años, sea una NN. Hace 3 años que empezó ella misma la odisea de conseguir su documento y ahora está por conseguirlo gracias al acompañamiento de la Fundación Microjusticia Argentina, compuesta por un equipo de jóvenes abogados y estudiantes movilizados por las injusticias que padecen personas viviendo en situación de pobreza y con dificultades en el acceso al derecho de identidad.

"Mi papá cayó preso después de mi nacimiento y mi mamá me quiso inscribir pero se perdieron los papeles. Fue varias veces al Renaper y siempre le decían lo mismo y se cansó de ir. Yo también fui al Renaper, a la Defensoría de la Niñez y conseguí el certificado de parto. Pero siempre me mandaban de un lugar a otro. Se iban pasando la bola y alguien me recomendó que me contactara con Microjusticia", dice esta joven que nació en Ciudadela y actualmente vive en Bajo Flores.

Desde el año pasado junto con la Fundación Microjusticia Argentina empezaron a recolectar la información necesaria para poder hacer una presentación judicial y esperan que a fin de año ya pueda tener su DNI. "Cuando una persona cumple 12 años sin DNI tiene que hacerse una inscripción judicial y nosotros hacemos el patrocinio de esos casos. A Alejandra la mandaron a rotar por un montón de lugares en Capital y en provincia de Buenos Aires y nunca lo iba a poder resolver sola porque había que judicializar el pedido", explica Alejandra Martínez, coordinadora institucional de la Fundación Microjusticia Argentina, organización que ayudó a resolver alrededor de 3000 casos desde su nacimiento en 2010. Hoy en día, tienen 200 casos abiertos, de los cuáles sólo 40 están judicializados.

Mientras tanto, Montiel terminó el colegio secundario pero no pudo obtener su certificado, no puede estudiar para maestra jardinera ni puede ingresar al mercado formal de trabajo. "Ni siquiera puedo trabajar en negro porque te piden el DNI. Gracias a Dios nunca me paró la Policía para pedirme el documento. Mi hermana falleció y como también era NN fue muy complicado todo el tema de los trámites en el hospital y con el cuerpo", dice la joven que muchas veces tuvo que irse de hospitales públicos en los que no la quisieron atender.

En la Fundación Microjusticia Argentina los voluntarios actúan desde su profesión aportando soluciones a la vulnerabilidad social y jurídica, brindan asistencia, capacitación y empoderamiento legal a las personas sin recursos. "La regularización jurídica es un camino gradual. Es la base mínima para poder ejercer derechos y una herramienta para salir de la pobreza y la exclusión. Trabajamos por una Argentina en la que todos sus habitantes accedan efectivamente a sus derechos constitucionales, cumplan con sus obligaciones y tengan igualdad de oportunidades para construir su futuro de manera autónoma", explica Martínez.

Para llegar a los casos más vulnerables articulan con organizaciones sociales territoriales que les ceden gentilmente sus espacios para hacer visitas en los barrios. "En el país existe una gran brecha social que quedó abierta y en la que caen personas por temas de desinformación o por falta de acceso a la tecnología. Ellos son los que sienten que el Estado es un monstruo demasiado complejo y nosotros los ayudamos a entrar de la mejor manera", agrega Martínez.

Entender y concientizar al otro sobre cuáles son sus derechos, qué puede reclamar y a partir de ahí ayudarlos con lo que necesiten. Eso es lo que buscan desde la entidad. "Empoderarlos y que ellos mismos se involucren en reclamar lo que les es legítimo. Nosotros los asesoramos en acceso a derechos civiles como documentación, derecho de familia y derecho tributario. Y también hacemos derivación responsable en temas de derecho penal y patrimonial que nosotros no trabajamos. Lo primero a lo que apuntamos es a concientizar a la persona vulnerada en su derecho sobre el camino que va a tener que recorrer y, en el caso de Alejandra , la importancia de conseguir el documento. Porque no tener el DNI te dificulta la vida y es peligroso", dice Martínez.

Para conseguir un know how capacitado y motivado, la Fundación Microjusticia Argentina realiza alianzas con empresas, universidades y estudios de abogados para que sus empleados efectúen prácticas solidarias en la organización. "Esto modifica mucho la visión que tienen estas personas de la profesión. Por eso es importante que la gente sepa que Microjusticia es un espacio en el cual todos pueden canalizar el trabajo legal para ayudar a otros", concluye Martínez.

Las personas interesadas en conocer más a la institución pueden llamar al (011) 4951- 9838 o ingresar a http://www.microjusticia.org.ar/

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.