El calvario de ser mamá en el Ejército: “Me tuvieron que internar por no poder ni amamantar”

Adara Criado junto a su hija: entró al ejército con 18 años cuando su beba tenía 1
Adara Criado junto a su hija: entró al ejército con 18 años cuando su beba tenía 1
Con 18 años y una hija de 1 año, Adara Criado denuncia fue maltratada y discriminada en el por ser madre soltera; sufrió una infección por no poder cumplir el período de lactancia
Florencia Barragán
(0)
22 de septiembre de 2015  • 19:54

"A mi hija no podía verla. Ni llamarla por teléfono. Como estaba en etapa de lactancia y no podía amamantar, me tuvieron que internar por una infección. No podía moverme y sufría porque sabía que me iban a castigar por estar en el hospital y no muriéndome de hambre y frío como mis compañeros", contó a LA NACION Adara Criado, de 20 años, quien estuvo dos años en el Ejército siendo mamá de una beba de un año.

Adara Criado entró como voluntaria a la Agrupación Antiaérea GADA 601 de Mar del Plata en 2013, cuando tenía 18 años y era mamá de Eluney, de 1 año. Durante la etapa de Núcleo de Instrucción Básico (NIB), de dos meses de duración, fue maltratada y discriminada por ser mujer y madre joven, según reveló.

"Decidí entrar porque no tenía trabajo y mi pareja me había dejado. En Mar del Plata es muy común el Ejército, porque tenés un sueldo y obra social. Además, mi papá es suboficial, entonces creía saber de lo que se trataba. Pero me encontré con un mundo adverso. Fue una experiencia muy dolorosa, a nivel física, pero también por lo que extrañaba a mi hija", explicó Adara Criado a LA NACION en relación a las causas que la llevaron al Ejército.

Internación por no poder amamantar

La joven de 20 años contó a LA NACION el calvario que sufrió por ser mamá de una nena de 1 años al estar en la etapa de voluntariado. A la hija no podía verla, ni llamarla. Incluso, debió ser internada por mastitis, una infección en las glándulas mamarias a causa de no poder sacarse la leche de las mamas.

"Yo no pedía amamantar a mi hija. Ni siquiera que me sacaran la leche y que se la mandaran. Sólo pedía que me dieran el tiempo para poder sacármela para poder desarrollar todas las actividades que tenía que hacer", contó a LA NACION.

"En época de lactancia yo me tenía que sacar cada dos horas. Pero sólo me dejaban dos veces al día. Una a la tarde y otra a la noche. A la madrugada, me escapaba y me iba al baño. Todas agarraban los celulares, se comunicaban con sus parientes. Yo me iba al baño a seguir sacándome leche. Con la mano, porque ni sacaleches me permitían tener. Y no era solo el dolor. Me manchaba toda la ropa. Y yo no podía lavarla ni cambiarla", detalló.

Sobre la internación por la infección en las mamas, relató: "Me agarró mastitis y no daba más del dolor. Sentía que se me salía el pecho de lugar. No podía ni hacer el saludo, arrastrarme, estar firme, lo básico del combate. Me tuvieron que internar en la parte de sanidad del ejército. Yo no quería, porque sabía que cuando me tocara volver me iban a matar. Pero me tuve que quedar y cuando volví me dijeron de todo. 'Vos allá en una cama y tus compañeros muriéndose de hambre y frío', me gritaban las autoridades. Me la pasaba llorando".

Adara Criado, junto a su hija de un año y su papá, quien es suboficial del ejército
Adara Criado, junto a su hija de un año y su papá, quien es suboficial del ejército

Discriminada por ser madre soltera

Con 18 años, Adara Criado era una de las pocas mujeres voluntarias. Según contó a LA NACION, se sentía criticada por haber sido mamá a los 17 años y por estar soltera con una beba. "Me sentía ofendida por las palabras con las que se dirigían hacia mí. Un día, me largué a llorar en plena instrucción", relató.

Además, detalló: "Como eran mayoría masculinos, se hacían los "vivos". Nos preguntaban el estado civil y esas cosas. Incluso, el día que llegamos escuché que decían: ´acá llegaron unos agujeritos nuevos´".

En este sentido, justificó el accionar del Ejército: "Uno tampoco puede pretender que te traten bien. Porque ahí nadie te trata de buena manera. Pero tampoco las cosas que nos hacían. No nos dejaban dormir, o te hacían pasar la noche desnuda si nos encontraban un celular. Esas eran políticas de antes".

"Lo tomo como una experiencia"

A pesar de los dos años de calvario que vivió Adara Criado, contó que lo toma "como una experiencia". Hoy, vive junto a su pareja y a su hija de 3 años en Tierra del Fuego y está buscando trabajo en una fábrica. "Hoy en día, me dedico de lleno a mi hija", relató.

El eterno debate por el amamantamiento en público

Recientemente, se viralizó en redes sociales una imagen de una ex integrante del ejército de Estados Unidos donde se puede ver a todas las mujeres amamantando a sus hijas.

Esta imagen, viralizada en redes sociales, fue publicada por una ex integrante del ejército de Estados Unidos
Esta imagen, viralizada en redes sociales, fue publicada por una ex integrante del ejército de Estados Unidos

La foto fue publicada con el hashtag #normalizebreastfeeding (naturalicemos el amamantamiento) y en menos de 23 horas logró rápidamente difundirse en Internet.

"Esa imagen ayuda a que las madres entiendan que pueden ser miembros activos del Ejército y al mismo tiempo madres presentes", contó a la BBC Tara Ruby, quien publicó la foto.

"Amamantar no las convierte en menos soldados" explicó la fotógrafa, quien contó que, durante su época en que sirvió para el Ejército, tenía que ocultarse en el baño para darle de comer a su hijo.

La posición del Ejército

Según informaron del Ejército a LA NACION, existe un régimen especial para las mamás en período de lactancia. Trabajan 6 horas, mientras que el horario de los demás se adapta según el día, el trabajo y las actividades de cada día.

En la página web http://www.ejercito.mil.ar/incorporacion/ se encuentran los requisitos para ser voluntario, suboficial u oficial. Los criterios son: ser ciudadano argentino, tener entre 18 y 24 años, estudios primarios aprobados, aprobar el examen psicofísico, y de estado civil soltero, pudiendo tener hijos.

Uno de los impedimentos que plantea el formulario es la "indisponibilidad de hoarios", en cualquier día de la semana, para el cumplimiento de las actividades del Instituto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.