El cinturón de seguridad salvó la vida de Buonanotte

Fallecieron los tres amigos que lo acompañaban, de entre 21 y 24 años; sufrió dos fracturas
(0)
27 de diciembre de 2009  

SANTA FE.- El futbolista del club River Plate Diego Buonanotte, de 21 años, salvó su vida porque tenía colocado el cinturón de seguridad. Pero sus amigos, Gerardo Suñé, de 24, Alexis Fulcheri y Emanuel Melo, ambos de 21, fueron despedidos del vehículo y sufrieron graves heridas, que determinaron su muerte cuando eran trasladados a un centro de salud, según confiaron fuentes de la investigación a LA NACION.

Según los familiares, los cuatro jóvenes eran amigos de la infancia y habían regresado hacía tres días al país, luego de pasar unas breves vacaciones en la costa de Brasil.

Fuentes policiales informaron que el accidente ocurrió a las 6.45 de ayer, cuando Buonanotte y sus tres amigos regresaban de la localidad santafecina de Teodelina, 330 km al sur de esta capital, de donde son oriundos, procedente de Arribeños, una población situada en el extremo norte de la provincia de Buenos Aires, luego de bailar en una disco de la zona.

El delantero riverplatense conducía el Peugeot 307, propiedad de su padre, por la ruta bonaerense 65, cuando por causas que se tratan de establecer, a pocos kilómetros de iniciar el viaje, perdió el control y volcó para luego chocar contra un árbol. Según los testigos, en ese momento llovía.

Los cuerpos de los tres amigos del futbolista que fallecieron fueron trasladados a la ciudad bonaerense de Junín para practicarles las correspondientes autopsias. En la causa entiende la Unidad Fiscal Nº 3 del Departamento Judicial de Junín, con la actuación del fiscal Carlos Colimedaglia, quien también ordenó la extracción de muestras de sangre y orina a Buonanotte.

Queda por saber si el deportista había ingerido alcohol. En tal caso, la fiscalía podría considerar el hecho como homicidio culposo que, según lo establece el Código Penal, prevé penas de dos a cinco años de prisión.

El comisario José Espinoza, quien participó del rescate del futbolista comentó: "El accidente fue un despiste del auto, que volcó y luego chocó de manera fuerte y frontal contra un árbol a la vera de la ruta".

"Diego me dijo que el auto se le fue de las manos", declaró Guillermo Fernández, bombero voluntario de la localidad de Arribeños.

Diego Rovea, jefe de bomberos de Teodelina, dijo: "Cuando llegamos, estaban todos con vida. A Buonanotte lo inmovilizamos. Estaba consciente, con un fuerte dolor en el brazo y en el tórax".

Eduardo Allegrini, director de la Clínica San Martín, de Venado Tuerto, donde fue internado Buonanotte, explicó: "Tiene fractura de clavícula, húmero derecho y contusión de pulmón. Si bien la segunda es una lesión delicada, no tiene comprometido órganos básicos, es decir que sus funciones vitales no corren peligro". Agregó que el futbolista llegó al sanatorio lúcido y fue sometido a exámenes radiológicos y tomográficos.

Passarella: "Me reconoció"

"Por suerte, lo pude ver. Me reconoció, está bien, está consciente. Los médicos me dijeron que está estable y que hay que esperar un poquito. Lo ven en fase recuperativa y evoluciona a cada rato. Yo lo vi bien", señaló el presidente del club River Plate, Daniel Passarella, que ayer viajó a Venado Tuerto.

Passarella se solidarizó con los familiares de los tres amigos de Buonanotte que fallecieron y recordó que le tocó vivir una desgracia parecida, cuando en 1995 su hijo Sebastián, de 18 años, perdió la vida al ser arrollado con su camioneta 4 X 4 por un tren, en Beccar.

"Fue bien atendido, pero queremos llevarlo al sanatorio Los Arcos, en Buenos Aires", dijo Horacio Cavallieri, director del Departamento Médico de River Plate (ver aparte).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.