El negocio paralelo de la basura: los que rescatan vidrio, latas y cartón. El cirujeo se convierte en trabajo informal