Colin Scott - Chivas Reagal Extra
Colin Scott - Chivas Reagal Extra
Las claves para entender esta bebida legendaria y la monumental tarea de sus maestros mezcladores
(0)
30 de noviembre de 2016  • 00:01

Colin Scott conoce Chivas Regal como a la palma de su mano. Entró como aprendiz, hace más de 40 años, y trabajó junto al legendario master blender Jimmy Lang, quien le enseñó los secretos del whisky, de su elaboración y de sus sabores. Colin fue un buen alumno. Tanto, que en 1989 heredó una responsabilidad mayor y se convirtió él mismo en el quinto master blender en toda la historia de esta casa escocesa. “Soy el custodio de Chivas Regal, trabajo junto a un equipo de maestros mezcladores que, entre todos, suman más de 100 años de experiencia en el mundo del whisky. Y de ellos saldrá mi sucesor. Mi responsabilidad es mantener la integridad de cada whisky. Eso significa que lo que probás hoy en Argentina debe ser el mismo whisky que se bebió ayer en Londres, anteayer en Nueva York y mañana en Shanghai. Soy el custodio del pasado, del presente y del futuro. Digo esto, porque cuando elaboramos un Chivas Regal para beber hoy, usamos whisky que pusimos en barricas hace, tal vez, 25 años. Y a su vez, ponemos nuevos whiskies, de grano y de malta, en barricas. Son whiskies que yo ya no veré, que son para el futuro. Consistencia, calidad y garantizar todo eso, es parte del trabajo de un master blender”, explica.

Chivas Extra La Nacion FINAL

01:45
Video

Un escocés en Argentina

Colin Scott estuvo en Argentina para presentar una de sus últimas creaciones, el Chivas Regal Extra, el primer whisky de la marca que no cuenta su edad y que fue elaborado para ubicarse, en precio y calidad, entre el Chivas Regal 12 años y el Chivas Regal 18 años. “Es un tributo a nuestros fundadores, John y James Chivas. Antes, los whiskies nunca decían la edad. Esto nos permite evitar las restricciones que imponen las reglas del whisky, tenemos más libertad, pero siempre respetando todo lo que significa Chivas Regal en el mundo y su prestigio como un whisky suave, rico, generoso, profundo y a su vez fácil de beber”, asegura. Para ello se usaron las mejores maltas de Speyside (Escocia), que añejaron en barricas americanas y sumaron algunas de sus maltas más escasas, que estuvieron en barricas de Jerez, y que aportan aromas a fruta fresca, fruta seca y especias.

Tras la presentación en el Faena Hotel + Universe, y tras recorrer algunos de los mejores bares de la ciudad, Colin asegura que no hay una única manera de beber whisky. Según él, cada uno debe encontrar su momento y modo preferidos. “No hay reglas estrictas. Algunos lo prefieren puro, otros on the rocks. Se puede mezclar con soda, con gaseosa, con jugos. También hay cócteles que me gustan mucho, e incluso hay bartenders imaginando tragos muy creativos. Es maravilloso que puedan hacerlo con nuestros whiskies. En mi caso, yo suelo beberlo mezclándolo en partes iguales con agua, esto baja el nivel de alcohol y permite que se expresen todos los aromas”, dice y concluye con su receta local: “En Argentina, con un sol tan bello, yo recomendaría servirlo en un buen vaso de cristal, y tal vez agregar un hielo, para refrescar el whisky, pero no más: si se enfría, los sabores se aplanan. Un hielo, un poco de agua y tendrás un momento maravilloso, para descubrir todos los sabores y aromas fabulosos que tiene Chivas Regal”.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.