El día que las playas de Pinamar se quedaron (casi) sin guardavidas

"Se va a acabar, se va a acabar, el manoseo en Pinamar", cantaban los guardavidas
"Se va a acabar, se va a acabar, el manoseo en Pinamar", cantaban los guardavidas Fuente: LA NACION - Crédito: Guadalupe Aizaga / Enviada especial
Durante la tarde de ayer, unos doscientos trabajadores agremiados marcharon en reclamo de una discusión paritaria y mejoras en las condiciones de trabajo
Diego Granda
(0)
11 de enero de 2013  • 00:19

La protesta llegó a la arena. Ayer, las ciudades de Pinamar, Cariló, Valeria del Mar, Ostende y Mar de Ostende se quedaron casi sin guardavidas mientras la gente se bañaba en el mar en uno de los días más calurosos de la temporada. La Asociación de Guardavidas del partido de Pinamar realizó una huelga en pedido de mejoras salariales.

Mientras la sensación térmica superaba los 40 grados y las playas desbordaban de gente, se vieron dos grupos de guardavidas, unos 200 en total, con redoblantes, silbatos, y banderas protestando por las playas de Pinamar.

"Se va a acabar, se va a acabar, el manoseo en Pinamar", cantaban los guardavidas

"Basta de manoseo", "Paritaria o huelga", "Faltan guardavidas y elementos de seguridad", decían los carteles que sostenían en la mano mientras hacían ruido y anunciaban con un megáfono el motivo de la protesta.

"Desde hace años existe un grave incumplimiento de las normas que rigen la actividad de guardavidas en el partido de Pinamar, por parte de los paradores: más de 20 balnearios sin guardavidas, el 80 % de los puestos no cuentan con los elementos de seguridad mínimos", denuncia Fernando Espinach, Secretario adjunto de la organización.

"Se va a acabar, se va a acabar, el manoseo en Pinamar", cantaban los guardavidas unidos mientras denunciaban la "caprichosa y arbitraria negativa a negociar paritarias postergadas hasta después de la temporada".

"Hacemos responsables de esta situación como lo que pueda ocurrir con los veraneantes en la playa a los empresarios ocupantes del frente marítimo de Pinamar", lanzó Espinach en medio de la

protesta, con una gran aceptación de la gente que a su paso acompañaba con aplausos y gritos de aliento.

El reclamo de los guardavidas en las playas de Pinamar
El reclamo de los guardavidas en las playas de Pinamar Fuente: LA NACION - Crédito: Guadalupe Aizaga / Enviada especial

La voz del gobierno

Juan José Rodriguez, Secretario de Gobierno de la municipalidad, aclaró que considera "legítimo" el reclamo, pero reprocha que realizaron la protesta "justo cuando es el momento en el que todos tenemos que trabajar para los turistas que nos visitan en temporada".

"Es un sindicato que está en discusión contra el empresariado", comenta, mientras asegura que volverán a intentar reunirse para ver si se llega a un acuerdo.

"Desde la municipalidad hemos hecho las inspecciones correspondientes y se han labrado muchas multas a los balnearios y paradores que infringen con alguna normativa -asegura-. Es decir, que los controles se han hecho, pero este es un problema de paritarias entre un gremio y los comerciantes"

Los reclamos en concreto

Un guardavida cobra alrededor de $7250, incluyendo el presentismo y un monto por ser una tarea riesgosa. A través del reclamo pretenden cobrar alrededor de $10 mil, contando el trabajo a jornada completa (10 horas) y todos los días.

El gremio de los guardavidas quiere discutir las paritarias ahora mismo. Los comerciantes, por el contrario, prefieren esperar hasta marzo, cuando termine la temporada turística. Se han realizado diferentes reuniones para llegar a un acuerdo, pero todas fracasan.

Un guardavida cobra alrededor de $7250, incluyendo el presentismo y un monto por ser una tarea riesgosa

Además, los guardavidas pretenden aumentar 30 días más al periodo de temporada turística, 15 días en noviembre, y 15 en marzo, situación a la que los comerciantes se oponen.

Por otra parte, la ley provincial obliga a que haya un guardavida cada ochenta metros de costa, y en los lugares con mayor presencia de gente, debe haber uno cada cuarenta metros. El sindicato denuncia que no se cumplen con esta normativa en más de 20 balnearios del partido –existen alrededor de 50-.

La voz de los comerciantes

"Existe el derecho a huelga pero ellos tendrían que haber buscado otra acción de protesta y no dejar a las personas desprotegidas por tantas horas", dice Emilia Dana, dueña de los balnearios El Pajaro y Salvador Gaviota e integrante de la Asociación de Balnearios del lugar.

La mujer asegura que en sus balnearios se cumple "rigurosamente" con las normativas específicas, y cuenta que no todos los guardavidas realizaron la huelga de ayer. "Algunos bajaron las banderas como símbolo de protesta pero continuaron en sus puestos de trabajo", comenta.

"Los comerciantes estamos con todas las ganas de llegar a un acuerdo, pero nosotros no podemos firmar un convenio en este momento, durante el verano, por eso decidimos postergarlo para marzo", comenta Dana, mientras explica que este problema data desde hace mucho tiempo y que se realizaron varias reuniones pero nunca se pudo llegar a un acuerdo.

A su vez, desde la Asociación informaron que durante el día de ayer se constató la ausencia de los guardavidas de sus lugares de trabajo mediante un escribano y con ello se acudirá a la justicia, "porque además de existir el derecho a huelga también existe el abandono de las personas".

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.