En cuatro años, se triplicaron las áreas marinas protegidas en la Argentina

El Parque Nacional Iberá, en Corrientes
El Parque Nacional Iberá, en Corrientes Fuente: Archivo
Así surge del informe anual del estado del ambiente que presenta hoy el Gobierno; hay críticas a la metodología del reporte
Evangelina Himitian
(0)
27 de septiembre de 2019  

En casi cuatro años, se triplicaron las áreas marinas protegidas y se sumaron seis nuevos parques y reservas terrestres. Ese parece ser el mayor logro de la gestión de Mauricio Macri en materia ambiental, según señala el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, que hoy presentará el tercer informe del estado del ambiente, el mismo día en que miles de jóvenes marcharán en todo el país y el resto del mundo para exigir a las autoridades un mayor compromiso con la crisis climática, tras la convocatoria global lanzada por la activista sueca Greta Thunberg.

Haciendo un balance de logros y temas pendientes, Bergman destaca que en este período se duplicó el aporte de energías renovables al sistema energético. Y que se limpiaron más de 1200 basurales, aunque el gran problema sigue siendo que la gestión de residuos todavía es municipal. Y que los delitos ambientales como la deforestación todavía no tienen carácter penal ni federal.

"Hemos ampliado la cobertura de los humedales en áreas de conservación mediante la creación del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos y la Reserva Nacional Iberá. Al mismo tiempo, incrementamos el porcentaje de la superficie marina protegida de 2,6% en 2016 a 7,05% en 2018, mediante la creación de dos nuevas áreas marinas protegidas: Yaganes y Namuncurá-Banco Burdwood II. Esto ha significado un aumento de la superficie de las áreas naturales protegidas nacionales, que pasaron de 4.292.973 hectáreas en 2016 a 14.718.421 en 2018", se lee en el informe.

"Estamos orgullosos de la gestión ambiental. Instauramos políticas que superan a este gobierno, que crean compromisos internacionales a futuro", dice Bergman.

El informe tiene unas 190 páginas y significa un avance en materia de registro y estadísticas en temas ambientales, un reclamo de décadas de las organizaciones de la sociedad civil. "El informe en sí es un paso muy positivo, que apuntaba a fortalecer la información y consolidar la institucionalidad en materia ambiental. Sin embargo, le faltan algunos indicadores que nos permitan ver la evolución objetiva de un año a otro", dice Andrés Nápoli, director ejecutivo de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

Y agrega: "El informe muestra lo positivo y oculta lo negativo, y no habla de temas centrales, como minería, el rol del agro en el cambio climático y la persistencia de una matriz energética fuertemente fósil. Solo menciona al pasar Vaca Muerta y no hace proyecciones sobre emisiones ni las herramientas de control", dice Nápoli.

Participación

Esta tarde, miles de jóvenes marcharán de Plaza de Mayo al Congreso, como respuesta local a la convocatoria lanzada por el movimiento de Greta Thunberg. Muchos faltarán a clases y otros se sumarán por la tarde, con la bandera de la lucha contra el cambio climático. Lo mismo ocurrirá en más de 30 ciudades del país y otras tantas alrededor del mundo.

Muchos de los jóvenes que marcharán, vienen participando desde hace seis meses de encuentros con el secretario y otros funcionarios de organismos internacionales. A pesar de sentirse orgullosos de representar a su generación, varios de ellos, en diálogo con LA NACION, expresaron que no sentían que las autoridades estuvieran tan dispuestas a hablar de temas como la megaminería, el uso de combustibles fósiles como principal fuente energética y el rol del agro en la emisión de gases de efecto invernadero.

"El viernes antes de viajar a Nueva York, el Presidente se encontró con algunos de los jóvenes que van a movilizarse, para tomar estos reclamos y plantear que estamos decididos a aumentar nuestra ambición, para poner en valor los logros alcanzados en el G-20, de nuestro compromiso para la descarbonización, y que la Argentina se inscribe entre los países que se comprometen a descarbonizarse para 2050. Trabajamos con ellos. Donde deben y pueden participar, es el gabinete de Cambio Climático", afirma Bergman.

"Es importante contar con el informe porque da transparencia y es una hoja de ruta a contrastar con otras organizaciones. Pero el informe demuestra que aunque haya mucho esfuerzo, el Estado nacional debe otorgar más presupuesto al ambiente y hacerlo transversal a todos los ministerios. Ya se planeó lo suficiente, ahora es momento de actuar. Venga el gobierno que venga. Para nosotros el trabajo es correcto, pero no estamos conformes. Todavía es insuficiente", cuestiona Máximo Mazzoco, de Eco House, miembro de Alianza por el Clima, que nuclea a las 30 organizaciones que impulsan la movilización de esta tarde.

Bergman no pasó por alto en su análisis el nuevo paradigma que representa el movimiento de Greta. "Separo el personaje de la voz de los jóvenes como fenómeno. Este reclamo tiene que ser atendido porque nos da visibilidad y trascendencia en la agenda ambiental. Estos jóvenes cambiaron el paradigma de lo que significa el cambio climático y el cuidado del medio ambiente. Estamos comprometidos a hablar de todo con ellos", dijo.¿Por qué separar a Greta de los jóvenes argentinos? "La evalúo como una figura relevante, pero no caigo en la ingenuidad de no leer lo que hay por detrás de ella. El secretario de las Naciones Unidas llamó a los jóvenes y los puso al frente para que hagan lo que tenía que hacer él. Marcaron que esto es urgente. Valoro a los jóvenes que claman y reclaman. Pero nosotros estamos en un track record cumpliendo con los objetivos del Acuerdo de París. Todo tiene fecha. Tenemos que ser más ambiciosos. Pero estamos trabajando en ese sentido. El cambio climático no hay que verlo solo en términos apocalípticos, sino en una oportunidad para replantearnos el modo en que vivimos. Pero quién pone los fondos y quién paga la transformación del sistema de producción, eso todavía no lo sabemos", señala.

Marchan contra el cambio climático

Para reclamar por la emergencia climática hoy habrá movilizaciones en más de 170 países. Los jóvenes de todo el mundo ocuparán las calles y exigirán a sus gobernantes que tomen acciones concretas e inmediatas para frenar los efectos del cambio climático. En la Argentina habrá más de 30 focos de concentraciones en todas las provincias. La marcha principal se hará en la Capital, desde Plaza de Mayo hacia el Congreso. El encuentro empezará a las 15 y culminará con una concentración en Yrigoyen y Entre Ríos, a las 17. Una vez allí, en un escenario, expondrán sus posiciones científicos, representantes de pueblos originarios, trabajadores y estudiantes. El cierre del acto estará a cargo de referentes de las organizaciones Alianza por el Clima, Jóvenes por el Clima Argentina y Fridays for Future. Ante la consulta de LA NACION sobre los objetivos específicos de la marcha, Máximo Mazzocco, fundador de Eco House y miembro de Alianza por el Clima, explicó: "Hay que exigir a los políticos, no importa el partido, que apliquen políticas de Estado que trasciendan los personalismos y se traduzcan en accionar". Y agregó: "Estamos ante una emergencia de crisis climática y ecológica. Es hora de actuar".La marcha de los jóvenes coincidirá con la movilización de un conjunto de organizaciones que reclamarán, a partir de las 17, frente al Congreso por la legalización del aborto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.