Encerró a su hijo de seis años en una heladera y dio una insólita justificación

El chico encerrado en la heladera por su padre está bien de saud
El chico encerrado en la heladera por su padre está bien de saud Crédito: Cronica/El Liberal
(0)
16 de febrero de 2019  • 15:53

La escena no puede ser más salvaje. En Santiago del Estero , un niño de seis años comete la travesura de robarle plata al padre para comprar golosinas y el padre, como castigo , lo deja encerrado en una heladera prendida. Lo salvan dos policías de la Comisaría del Menor y la Mujer Nº 5, que escucharon un ruido y lo encontraron.

Cuando la fiscal Cecilia Gómez Castañeda le tomó declaración, el padre le dio una ridícula justificación del castigo: "Me robó $200 para golosinas", según detalla el diario Crónica .

Según consigna el medio, Daniel Bulacio -el padre del niño- y Raúl Bulacio -el abuelo- tienen un historial denuncias por violencia y malos tratos contra el resto de la familia en redes sociales. La madre del menor huyó hace tiempo a Las Termas.

Al parecer también le pegaban al menor con varillas: "No le hice nada a mi nieto. Sí lo amenazaba nomás con la varilla", descargó el abuelo.

"Mi padre no tiene nada que ver. Le pegué con una varilla en la espalda. Volví a casa y hallé papelitos de caramelos", dijo por su parte Daniel Bulacio para desprender a su padre. Ambos están presos por "lesiones calificadas".

El caso

Según Crónica, la fiscal Cecilia Gómez Castañeda advirtió hace unos días en la red social Facebook de las denuncias por golpizas y tratos denigrantes del padre de esta familia. Envió entonces a dos policías de la Comisaría del Menor número 5 a constatar los hechos.

Al llegar y mientras trataban con los Bulacio, una oficial escuchó un ruido fuerte. Buscó por toda la casa hasta que se le ocurrió abrir una heladera. Se quedó horrorizada cuando vio a salir a un chico "paradito y con la piel de gallina".

Ahora, la fiscalía trabajará con asistentes y psicólogos, para entender cómo funcionaba el clan. Pero dispuso primero reubicar temporariamente a la madre, cuñadas y los otros tres niños en El Refugio, a cargo de Malena Herrera. Quieren evitar represalias, hasta que encuentren un nuevo hogar.

Según informa el diario, los investigadores piensan que en realidad todo esto fue para que las policías no vieran al chico y constataran las denuncias previas por violencia familiar.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.