Hay dos muertos y más de 8000 evacuados por la creciente del río Paraguay

La inundación afecta todo el litoral formoseño; las personas fueron reubicadas en casillas de madera y chapas; la situación se agravó por las copiosas lluvias recientes
Justo Urbieta
(0)
27 de junio de 2014  • 16:47

FORMOSA.- Se mantiene la creciente del río Paraguay en todo el litoral formoseño y ya son casi 8000 los evacuados en esta ciudad, Clorinda y Puerto Pilcomayo que fueron reubicados en casillas de madera y chapas, en el contexto de una situación que se agravó por las copiosas lluvias registradas en los últimos días, ayer inclusive.

La emergencia ya causó dos muertes, uno de ellos el jefe de la planta del Servicio provincial de Agua Potable de Clornda que sufrió un accidente cerebro vascular mientras intentaba poner en marcha las bombas expeledoras; el otro, un joven paraguayo de 35 años, peón de un empresario de Pilcomayo, quien se ahogó al volcarse la canoa en el que se conducía junto a su esposa.

Se suma a ese fenómeno el registro de lluvias copiosas que determinaron, por ejemplo, que la población de Clorinda, de 60.000 habitantes, resultara anegada ya que en una hora se produjeron 120 milímetros lo que elevó a más de 4500 el total de personas que debió abandonar sus casas, la mayoría de ellas en Puerto Pilcomayo.

Unas 3500 resultaron damnificadas en esta ciudad y fueron reubicadas transitoriamente en el barrio El Porvenir y el lote rural 111, aunque poco más de un centenar de ellas fueron alojadas en dependencias del Regimiento 29 de Infantería de Monte.

Se estima que las aguas seguirán evolucionando ya que al pico que se detectó en la cuenca media, a la altura del Paraguay, todavía no impactó en esta provincia a lo que se le suman las reiteradas y copiosas precipitaciones que continuaron en la víspera.

En el puerto de esta ciudad el río ya alcanzó un nivel de 8,52 metros mientras que en Puerto Pilcomayo ya está en 7,35 metros.

Un problema en el sistema de bombas

Clorinda amaneció con una lluvia copiosa que superó los 120 milímetros en escasas horas y generó que gran parte de la ciudad quede bajo agua.

El problema se produjo ya que el sistema de bombas ubicadas estratégicamente para despejar el agua que se acumula en el interior de los recintos ubicados dentro de la línea de defensas de 20 kilómetros de longitud, fue insuficiente ante la fuerza del vendaval.

Una de las zonas más afectadas por la inundación es Puerto Pilcomayo donde la totalidad de su población dejó sus casas para reubicarse en casas de familiares o amigos de Clorinda o en casillas de madera y chapas cartón levantadas en las banquinas del tramo vial de 12 kilómetros de longitud entre la ruta nacional 11 y ese punto fronterizo con Paraguay.

Allí se produjo un hecho lamentable al volcar una canoa con dos ocupantes, uno de los cuales, Ramón Franco Oviedo, paraguayo de 35 años, serenos de un establecimiento portuarios que vivía en el Kilómetro 11, murió ahogado.

Hubo una segunda víctima fatal.Se trata de Tomás Ramos, jefe de la planta de agua potable de Clorinda, quien falleció como consecuencia de un accidente cerebro vascular que sufrió mientras se encontraba abocado a la tarea de poner en funcionamiento las motobombas que permiten el drenaje de las aguas de lluvia que quedan acumuladas dentro del área protegida por el murallón defensivo.

El gobernador Gildo Insfran convocó a los miembros del Comando de Emergencia Provincial para evaluar el estado de situación derivado de las inundaciones en esta ciudad y en diferentes puntos de la provincia.

Sobre lo ocurrido en Clorinda, donde una intensa lluvia superior a los 120 milímetros en un corto tiempo anegó sectores urbanos, dispuso el envío de nuevos equipos para el sistema de drenaje para que la situación se vaya normalizando en las próximas 48 horas

Se le informó que el río Paraguay sigue en ascenso por lo que el estado provincial debe acentuar el despliegue de medidas ante las inundaciones que afectan a pobladores reubicados transitoriamente en sitios apropiadamente acondicionados y donde se les brinda una asistencia integral y permanente

Fijó como prioritarias la atención social y sanitaria por lo que es permanente el despliegue de equipos de profesionales para atención médica, entrega de medicamentos, repelentes, pastillas potabilizadoras, entre otras prestaciones en los diferentes sitios donde se han reubicado a familias afectadas por esta crecida. Además, ordenó que se mantenga el acompañamiento a las familias en todo lo necesario, incluso en lo emocional que es algo no menor ante este difícil momento y también que se las atienda con alimentos, abrigos, pañales, colchones, camas, cobertores plásticos, chapas y otros insumos.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.