Justina: el momento último en que debemos honrar la vida