La bronca del intendente de Mar del Plata: "El que fue a comer helado o a pasear con los hijos es un irresponsable"

Guillermo Montenegro felicitó a comerciantes y vecinos por la apertura comercial que ensayó la ciudad el sábado y domingo, pero cuestionó a quienes tomaron ventaja
Guillermo Montenegro felicitó a comerciantes y vecinos por la apertura comercial que ensayó la ciudad el sábado y domingo, pero cuestionó a quienes tomaron ventaja Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Darío Palavecino
(0)
11 de mayo de 2020  • 18:38

MAR DEL PLATA.- " Hubo una irresponsabilidad muy grande de un sector que no entendió la responsabilidad que todos los marplatenses estamos asumiendo", advirtió el intendente Guillermo Montenegro, que se mostró conforme con el desempeño de comerciantes y clientes durante la reapertura de comercios de sábado y domingo, a la vez que muy molesto con quienes tomaron la oportunidad como una salida de paseo en plena vigencia de la cuarentena por coronavirus .

Volvió a aclarar que se trata de una oportunidad para comenzar con la reactivación de la economía y poner a prueba a la comunidad. "No es un picnic", dijo y anticipó que si la provincia autoriza repetir la experiencia, será con cambios. "Vamos a ser más exigentes con Güemes, permanecerá cerrado el domingo", dijo sobre el paseo comercial que ayer estuvo repleto de gente que no tenía intención de compras.

El intendente elogió a los comercios y vecinos que respetaron las medidas de prevención
El intendente elogió a los comercios y vecinos que respetaron las medidas de prevención Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, dijo esta mañana que no tenía un informe completo para evaluar lo ocurrido en Mar del Plata pero deslizó un comentario que guarda crítica y disconformidad: "Escuché al intendente decir que había salido bien, pero también vi algunas fotos que me preocuparon", afirmó.

"El que fue a comer helado, a pasear con los hijos, es un irresponsable", insistió el jefe comunal y, al evaluar resultados de lo vivido durante las últimas 48 horas, adelantó que entre los ajustes para próximas jornadas se dispondrá la prohibición de consumir alimentos en la vía pública.

El 80% de los comercios abrieron entre el sábado y domingo en Mar del Plata
El 80% de los comercios abrieron entre el sábado y domingo en Mar del Plata Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

La situación se había advertido ya el sábado, con un movimiento más tranquilo pero con personas que aprovecharon la recorrida para comprar café o helado y tomarlos en los espacios de descanso que tiene este paseo comercial próximo al barrio Los Troncos. Ayer, para evitar que la situación se repita, esos sectores fueron clausurados.

El balance en general es positivo porque, más allá de estos excesos que se vieron en calle Güemes y proximidades, el 80% del comercio de la ciudad estuvo abierto. Más de la mitad por primera vez en más de siete semanas desde que se implementó el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Y lograron primeros ingresos para afrontar obligaciones.

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

Al malestar con lo sucedido en el paseo comercial Güemes se sumó la aparición de otros cuatro casos positivos de coronavirus en la ciudad, para completar cinco en apenas 72 horas. Todos corresponden a personal de la Clínica del Niño y la madre. A la fecha, Mar del Plata suma 22 infectados, dos de ellos fallecidos.

A efectos de asegurar el respeto de pautas sanitarias, en particular distanciamiento social, la municipalidad dispuso que arterias como San Juan o Güemes, en tramos de casi 800 metros de extensión, se convirtieran en peatonales desde las 9 hasta las 17. En la primera todo fue normal y moderado. En la otra, un exceso.

La municipalidad convirtió en peatonales tramos de San Juan y Güemes.En la primera todo fue normal y moderado. En la otra, un exceso.
La municipalidad convirtió en peatonales tramos de San Juan y Güemes.En la primera todo fue normal y moderado. En la otra, un exceso. Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

"Hubo una falta de respeto a muchos que cumplieron", remarcó Montenegro. Los acusó de "no entender el nivel de problema que enfrenta la ciudad, el país y el mundo", y los calificó como "inadaptados". "No es para boludear", dijo sobre estas oportunidades que tienen como prioridad reactivar la economía.

Destacó a los comerciantes que cumplieron con todos los requisitos: mínima ocupación de locales, alcohol en gel para los clientes y barbijos obligatorios. "Todo el trabajo que se hace no puede ser empañado por gente que sale a pasear", se quejó. Y pidió acabar con "la avivada de pasear al perro a 50 cuadras de la casa".

Por eso modificará el mecanismo de estas jornadas de reapertura comercial, que se repetirán pero con ajustes: no se podrán consumir alimentos en vía pública. "Todos deben estar siempre con barbijo puesto", recordó. La modalidad de "take away", que se habilitó para la gastronomía, "es con comida para llevar y consumir en la casa", enfatizó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.