srcset

Córdoba

La Combi Online, la ONG de cine rodante que lleva alegría a pueblos perdidos

Lucía Cullen
(0)
14 de enero de 2019  • 16:55

Una combi celeste y blanca Volkswagen modelo 86, la pasión por el cine y el deseo de dos cordobeses de aportar su grano de arena en la carretera fueron el motor que dio surgimiento al proyecto de Combi Online en mayo del 2018. La idea surgió casi por accidente en Cachi, una pequeña localidad salteña, una tarde en que los compañeros de ruta Cristian Balestro y Agustín Truccone decidieron proyectar una película desde el equipo con el que viajaban en el paredón de una capilla para matar el tiempo: "Un grupo de cinco niños nos pidió si podían quedarse y accedimos. Al día siguiente nos preguntaron si íbamos a pasar otra. No estaba en nuestros planes pero le dijimos que si. Horas más tarde la vereda se pobló de más chicos, padres, abuelos y vecinos que vinieron con sus sillas, mates y tortas a compartir el momento. En un instante, las risas invadieron la cuadra y comenzaron a resurgir anécdotas de quienes hacía añares no vivían una historia proyectada en grandes imágenes", dice Balestro, uno de los mentores del proyecto social cuyo fin es exhibir gratuitamente películas en formato cine en localidades que no cuenten con sala y en espacios no convencionales.

La combi con pasado de gallinero que los cordobeses restauraron luego de renunciar a sus trabajos para emprender viaje, ya lleva recorridas 26 localidades —en su mayoría de la provincia de Córdoba—, 55 instituciones y se propone acercar el cine a distintos pueblos del país a lo largo de este año. Más de 2700 espectadores —de los cuales un 70% nunca había visto una película en pantalla grande o no había asistido al cine en los últimos 5 años— ya fueron partícipes. A través de la autogestión de sus protagonistas, el proyecto se lleva adelante en escuelas, universidades, centros culturales, plazas, clubes, hospitales, geriátricos, instituciones de personas con discapacidad, centros municipales, jardines de menores, penitenciarías y bibliotecas.

Balestro y Truccone en el interior de la combi
Balestro y Truccone en el interior de la combi

A Balestro, de 45 años —quien lleva consigo una larga historia de viajes y voluntariados alrededor del globo– y a Truccone, diseñador gráfico de 30 años, los unía la motivación de viajar en combi por Argentina con un proyecto social. Inicialmente habían pensado en una biblioteca móvil pero luego la idea de almacenar una innumerable cantidad de películas en un disco rígido les pareció más efectivo que llenar la combi de libros y más propicio para el encuentro entre las personas. Acondicionaron el vehículo con un anafe, un colchón y el equipamiento técnico (proyector, pantalla montable y parlantes) y comenzaron su aventura.

En La Carolina El Potosí, un poblado situado al sur de Córdoba , la experiencia fue mucho más que un evento cultural. Hacía tiempo que la comunidad no se reunía. A partir de la proyección de La Combi Online realizada en la plaza, de la que participaron 196 de los 198 habitantes, se despertó un sentido de pertenencia. "Desde entonces comenzamos a organizar más puebladas, mateadas, guitarreadas para generar espacios de encuentro que fortalezcan nuestra identidad. A su vez, tenemos planeado hacer una bicicleteada hacia La Barranquita, una comuna de 15 habitantes con el fin de conectarnos más entre los pueblos", cuenta Marcos Lucero, docente de una escuela secundaria de la localidad. Además de transformar socialmente a su poblado, agrega que la Combi Online estimuló a algunos de sus alumnos a estudiar cine.

Encuentro de la Combi Online junto a la comunidad de La Carolina El Potosí
Encuentro de la Combi Online junto a la comunidad de La Carolina El Potosí

Las visitas se programan de acuerdo a las peticiones realizadas a través de la pagina web de La Combi. Con un catálogo de más de 350 películas, los coordinadores sugieren una selección de acuerdo a las características de la población. La premisa: promover inclusión y diversidad cultural. En diciembre, se viralizaron las cartas a Papa Noel de un grupo de ancianos del hogar Padre Lamónaca de la ciudad de Córdoba . Entre sus pedidos, figuraba "cine y compañía". Los chicos llevaron La Combi y los abuelos su ilusión: "Una de las señoras, con los ojos de asombro de quien descubre un mundo nuevo, me tomó de la mano y no me la soltó durante toda la película. Después pidieron música de los Bee Gees y se pusieron a bailar. Esos momentos gratos me motivan a seguir recorriendo destinos con La Combi", dice Balestro.

Proyección de la Combi Online en Hogar de Ancianos Padre Lamónaca
Proyección de la Combi Online en Hogar de Ancianos Padre Lamónaca

Así como acercaron el cine a los ancianos que de otra manera no habrían podrido acceder porque la mayoría de ellos, según cuenta Truccone, no tienen familia, La Combi Online también lleva el proyecto a localidades que no figuran ni en los GPS y a otros establecimientos. El Centro Mi Lugar de la ciudad de Córdoba está integrado por 65 pacientes con discapacidades múltiples. "El apoyo visual es su principal herramienta de comprensión. Pero la mayoría tiene movilidad reducida o dificultades de conducta para asistir a un cine tradicional. Por eso convocamos a los chicos de La Combi que se sumaron muy predispuestos a la invitación", dice Natalia Reynoso, vice directora de la institución.

El proyecto fue tomado de experiencias similares de Colombia y Chile. El Incaa (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales) cuenta con un formato similar: desarrolla junto a Subsecretarias de Cultura provinciales desde hace veinte años el programa Cinemóvil, que lleva películas a centros urbanos que no cuentan con salas de cine. Ofrece de una a dos vehículos con equipamiento incluido a cada provincia. Balestro y Truccone se contactaron con dicha institución, que les envió 50 películas en formato DVD, las cuales tuvieron que digitalizar para reducir la carga.

La Combi Volkswagen modelo 86 que usan los cordobeses para llevar adelante su proyecto social
La Combi Volkswagen modelo 86 que usan los cordobeses para llevar adelante su proyecto social

En noviembre del 2018, La Combi fue seleccionada por la Fundación Nobleza Obliga como uno de los 10 mejores proyectos sociales innovadores del norte y centro del país entre los 1150 postulados. Ello les otorgó mayor visibilidad en empresas y municipios y en marzo planean inscribirse como asociación civil para contar con un aval institucional. Hasta el momento se autofinancian. Solo requieren el abastecimiento de energía eléctrica para proyectar los films. Según señalan, el costo de transporte conforma la mayor parte del presupuesto. Recibieron donaciones, tales como el proyector y las gomas delanteras del vehículo, que les fueron de gran ayuda. A su vez, en muchas oportunidades las personas les abrieron las puertas de sus casas ofreciéndoles una cena o alojamiento.

Cómo colaborar:

"Vendemos una línea de productos como merchandising y estamos abiertos a quienes deseen contribuir tanto económicamente —a través de nuestra web o en los encuentros— como en la difusión. También recolectamos ropa y alimentos no perecederos para distribuir en algunas instituciones. El dinero es una limitación pero los agradecimientos, abrazos y sonrisas conmovedoras no tienen precio. La experiencia es un arma de transformación social", dice Truccone desde Unquillo, Córdoba, mientras arma los preparativos para retomar marcha a mediados de enero hacia el sur de Córdoba, seguir viaje a San Luis y luego hacia el norte del país. Su mayor deseo: atravesar fronteras con La Combi representando a la Argentina y que su estela inspire a otros a dejar su huella en la sociedad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.