Tragedia del Colegio Ecos: la Corte Suprema resolvió que la causa no prescribió

La Corte ordenó dictar un nuevo pronunciamiento
La Corte ordenó dictar un nuevo pronunciamiento Fuente: Archivo
Iván Ruiz
(0)
11 de julio de 2019  • 19:00

La Corte Suprema revocó hoy el sobreseimiento que la Justicia santafesina le había dictado a Oscar Atamañuk, el chofer del ómnibus que protagonizó la tragedia del Ecos, en la que murieron nueve alumnos y una profesora de ese colegio y dos ocupantes de un camión, en 2006. El máximo tribunal resolvió que sea anulada la prescripción que había beneficiado al imputado y, además, le pidió a la Corte provincial que se pronuncie nuevamente sobre el caso.

Atamañuk había sido acusado de los delitos de homicidio culposo múltiple agravado y lesiones por el accidente automovilístico. El choque ocurrió cerca de las 20.30 del 8 de octubre de 2006, cuando el ómnibus chocó contra un camión fuera de control en la ruta nacional 11, cerca de Margaritas, a 200 kilómetros de Santa Fe. La delegación escolar había realizado tareas comunitarias en la escuela El Paraisal, del sur chaqueño, y era trasladada de regreso al barrio porteño de Villa Crespo.

Los estudios de alcoholemia determinaron que el chofer del camión y su acompañante, que también murieron en el accidente, estaban ebrios.

Sin embargo, durante estos años, la Justicia además investigó a Atamañuk, el conductor del ómnibus de la empresa Godoy, en el que viajaban los chicos y la docente, que circulaba a una velocidad superior a la permitida, y si la maniobra que hizo para evitar la colisión contribuyó o no a magnificar la tragedia.

Desde que ocurrió el choque, el caso tuvo idas y venidas en los tribunales, que incluyeron cuatro sentencias y este nuevo fallo de la Corte. Primero, la Justicia absolvió, en 2009, al chofer, pero al año siguiente ese fallo de primera instancia fue revocado y entonces Atamañuk volvió a ser investigado.

En 2011, el chofer fue condenado por primera vez, pero ese fallo fue revocado el año siguiente por la Cámara de Apelaciones de Rafaela por errores en el procedimiento.

La Justicia de Santa Fe había condenado a Atamañuk a dos años y medio de prisión en suspenso y a cinco años de inhabilitación para conducir vehículos. Sin embargo, la Cámara de Apelación Penal de Rafaela revocó el fallo y dictó el sobreseimiento del imputado por prescripción de la causa.

En ese momento, Sergio Levin, padre de una de las víctimas, había dicho: "Con una Justicia corrupta como la de Santa Fe estamos en problemas. Uno tiene que aceptar que un sospechoso es declarado culpable o inocente, pero lo que no se puede concebir es la prescripción de la causa". No fue el único familiar en contra de la resolución del caso.

Los investigadores habían entendido en la condena que el chofer realizó una maniobra inapropiada, ya que en lugar de mantener el transporte en su mano de circulación lo llevó a la contraria, y cuando volvió a su carril se produjo la colisión. Esa última decisión, ahora, fue dejada sin efecto por la Corte.

Trece años después, la Justicia volverá a investigar qué ocurrió en la tragedia de la escuela Ecos.

Por: Iván Ruiz
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.