La imprudencia sigue reinando en los pasos a nivel de Flores