Las únicas imágenes que logró sacar la sonda israelí antes de chocar con la Luna

La superficie lunar tomada desde la nave antes de estrellarse
La superficie lunar tomada desde la nave antes de estrellarse
(0)
11 de abril de 2019  • 17:40

JERUSÁLEN (AFP).- La tentativa israelí de enviar una sonda a la Luna fracasó en el último momento al estrellarse en la superficie lunar tras sufrir una falla de motor durante el proceso de alunizaje.

"No lo conseguimos, pero definitivamente lo intentamos", dijo el impulsor del proyecto, Morris Kahn, en un video desde el centro de control cerca de Tel Aviv. De haberse consumado el alunizaje de esta sonda, la primera desarrollada por una organización privada, Israel se hubiera convertido en el cuarto país que lo lograba tras Rusia, Estados Unidos y China.

"El logro de llegar adonde llegamos es tremendo, creo que podemos estar orgullosos", dijo Kahn. Durante la transmisión se escuchó al personal de control decir que los motores para ralentizar el descenso de la nave y permitir un aterrizaje suave habían fallado y se había perdido el contacto con la sonda.

Denominada Bereshit (Génesis, en hebreo), esta sonda que se parecía a una inmensa araña de cinco patas, con 585 kilos, fue realizada por una organización privada, SpaceIL, que trabajó asociada con la empresa aeroespacial israelí Aerospace Industries (IAI), una de las más grandes firmas de defensa israelíes.

El aparato fue lanzado el 22 de febrero desde Cabo Cañaveral en Florida, con un cohete Falcon 9 de SpaceX, fundada por Elon Musk.

La nave israelí no logro llegar a la Luna
La nave israelí no logro llegar a la Luna Crédito: Twitter

Para Israel, el alunizaje era la misión principal, aunque se envió un instrumento científico para medir el minúsculo campo magnético lunar, cuyo origen es diferente al del campo terrestre.

La sonda contenía una cápsula con discos digitales que almacenaban dibujos de niños, canciones e imágenes de símbolos israelíes, recuerdos de un sobreviviente del Holocausto y una Torá.

Logró enviar imágenes a corta distancia del satélite natural de la Tierra, antes de perder contacto. En una de las fotos se puede ver una pequeña bandera de Israel que tiene la leyenda: "Un pequeño país, grandes sueños". En la otra, se ve a mayor detalle varios cráteres.

La NASA puso a disposición su Deep Space Network para enviar a Tierra datos recogidos por Bereshit e instaló un retrorreflector láser en la sonda para probar su utilización para la navegación espacial. Previsto en US$10 millones, el costo fue de US$100 millones. El empresario y filántropo Morris Kahn financió el desarrollo del robot. Cerca de 50 años después de los primeros pasos del hombre en la Luna, este satélite a 384.000 kilómetros la Tierra, suscita de nuevo interés.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.