LEGO Fun Fest: un recorrido nostálgico por la infancia

Una pileta gigante llena de ladrillos
Una pileta gigante llena de ladrillos Crédito: Victoria Gesualdi/AFV
El festival, que se extiende hasta el 23 próximo, propone actividades para unir a padres e hijos
(0)
15 de diciembre de 2018  

Apenas se entra al predio de la Rural, la tentación es muy grande: todos quieren meterse en una suerte de pelotero de ladrillos LEGO. Esta piscina da una tentadora bienvenida a LEGO Fun Fest, que se puede visitar hasta el 23 próximo. El furor por esta primera actividad no es patrimonio de los chicos, sino que también se comparte con los adultos -madres y padres- que, no con mucha timidez, se animan a echarse sobre el colchón de ladrillos de todas las formas, tamaños y colores para sacarse una selfie y subirla a Instagram bajo el hashtag #LEGOFunFestARG y así imprimirle la nostalgia de la propia infancia al recorrido por 20 estaciones de juegos.

Después de varias zambullidas, es momento de pasear por los demás sectores. Una sección de mesas repletas de LEGO llama a acomodarse, junto con otras familias, para participar de un primer desafío que consiste en armar un robot en menos de seis minutos. Los demás sectores, como el de Star Wars y el de NinjaGo, proponen dejar libradas la imaginación y la creatividad.

A medida que se avanza en el recorrido, aparecen en los pasillos distintas e impresionantes esculturas hechas, por completo, con ladrillos como por ejemplo la del Guasón, la del guardia imperial de la saga de Star Wars y la de un león que invita a los chicos a meterse dentro para imitar el rugido del animal.

Armar la Argentina

Más adelante, la estación de rampas de carreras es el imán para los amantes de los autos, mientras que el sector de las construcciones monocromáticas tiene fascinadas a las chicas que se dejan llevar por el verde limón, que inspiraba obras relacionadas con la naturaleza, y el violeta, que disparaba objetos vinculados con el amor.

Por último, el sector central está ocupado por un gran espacio destinado a construir el país. Un enorme mapa de la Argentina es el lugar donde se colocan las obras terminadas. Allí, grupos de chicos de entre ocho y 12 años solos o acompañados por adultos se afanan en culminar sus propias y originales ideas para el país. Desde las Cataratas a la Cordillera, pasando por el Faro del fin del mundo y otros lugares icónicos de la Argentina. Hasta el ARA San Juan fue construido por los chicos.

La entrada al festival es por Sarmiento 2704 y está abierto todos los días en horarios diferentes hasta el domingo 23 próximo: de lunes a jueves de 10 a 20 , y de viernes a domingo en dos turnos, de 10 a 14 y de 15 a 20. Las entradas se pueden comprar en el lugar o por Ticketek, a $500 (los chicos de 3 a 12 años), y a $650 (los mayores de 12). Los menores de tres entran gratis. Hay 2x1 con el Club LA NACION.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.