Lenguaje inclusivo: hay cada vez más universidades que aceptan su uso dentro de las instituciones

La Universidad de Mar del Plata comenzará a utilizar el lenguaje inclusivo
La Universidad de Mar del Plata comenzará a utilizar el lenguaje inclusivo Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
María Filgueira
(0)
7 de febrero de 2020  • 19:07

Ya son ocho universidades a lo largo del país las que habilitaron el uso del lenguaje inclusivo. La Universidad Nacional de Río Negro tiene un estatuto no sexista desde 2017. En 2019 la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, la Universidad de Mar del Plata, la Universidad Nacional de Córdoba, la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Nacional de Rosario y Universidad Nacional de San Martín aceptaron el lenguaje inclusivo en producciones orales y escritas. Y fue en enero de este año que la Universidad de Santa Cruz aprobó su uso.

En las aulas, en exámenes, en trabajos prácticos y en tesis, el lenguaje inclusivo se convirtió en moneda corriente entre el alumnado, autoridades y profesores. Algo que comenzó a escucharse en los pasillos hace unos años, está cada vez más presente en la vida universitaria.

El uso de la "e" no es un capricho de algunos pocos. Cada vez son más los que defienden el uso del lenguaje inclusivo. "Es respetar a la identidad de género, desde la universidad nos proponemos a erradicar las violencia sexista", comentó Luciano Fabbri, coordinador del área de género y sexualidades (AGESEX) de la Universidad Nacional de Rosario. Fue a fines del año pasado cuando en esta universidad se aceptaron como válidos las producciones escritas y orales que implementan el lenguaje inclusivo y no sexista.

Es respetar a la identidad de género, desde la universidad nos proponemos a erradicar las violencia sexista
Luciano Fabbri, coordinador de AGESEX

Sofía Gorini estudia comunicación social en la facultad de ciencias políticas de la universidad y apoya al desarrollo del lenguaje inclusivo. "Al principio hablábamos solo en los pasillos", comentó que poco después comenzó a entregar trabajos con lenguaje inclusivo.

La Universidad de Mar del Plata comenzará a utilizar el lenguaje inclusivo
La Universidad de Mar del Plata comenzará a utilizar el lenguaje inclusivo Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

La mayoría de las autoridades de las universidades están de acuerdo en que la demanda por la implementación del lenguaje inclusivo viene en gran parte de los jóvenes. "Desde el alumnado la fuerza siempre es mayor", comentó Sandra Torlucci, rectora de Red Universitaria de Género (RUGE).

Por su parte, Santiago Kalinowski, director del Departamento de Investigaciones Lingüísticas y Filológicas explicó cómo para él los jóvenes lo llevaron a un grado mayor de intensidad. " La lengua a esa edad genera una identidad de grupo que los diferencia a los adultos. El inclusivo tiene un valor de crear una identidad de grupo", agregó. Él no lo definiría como lenguaje de jóvenes sino como una demanda de grupos activos por la lucha de la igualdad.

Desde la facultad de lengua de la Universidad Nacional de Córdoba, su decana, Elena Pérez contó como atienden estas demandas. "Propusimos recomendaciones lenguaje incluyente, para que no se confunda con la "x", "@" o "e". Se crearon espacios heterogéneos donde se promueve el debate y la diversidad de ideas", comentó. Para ella, como para muchos docentes, fue difícil comenzar a hablar y escribir con lenguaje inclusivo.

Se crearon espacios heterogéneos donde se promueve el debate y la diversidad de ideas
Elena Pérez, decana de la Universidad Nacional de Córdoba

"Hay que dejar atrás todos los sesgos de género del lenguaje. Ahora tenemos la posibilidad de cuestionar aspectos que no sean solo binarios", comentó Adrián Canelotto, rector de la Universidad Pedagógica Nacional (UNIPE). Según él, en la universidad faltaría una implementación institucional. En el 2018 la universidad de adhirió a la Ley Micaela, capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres, y se piensa que este año el lenguaje inclusivo va a llegar a tener un orden.

Como muchas otras, la UNIPE está asociada a la RUGE. Esta trabaja con las distintas comisiones de las universidades para tratar temas de género y en especial comenzar a guiar en la implementación del lenguaje inclusivo. "Hay una diversidad de instrumentos como manuales y guías. No son prescriptivos son orientativos", mencionó Vanesa Vázquez Laba, coordinadora ejecutiva de la RUGE. El objetivo es concientizar para que deje de haber rechazo por parte de la sociedad y que haya reglamentos para el uso adecuado del lenguaje inclusivo.

Para Mariángeles Camusso, docente en la carrera de comunicación social en la Universidad Nacional de Rosario, el debate del lenguaje inclusivo se hizo más visible en los últimos años. "La potencia de las militancias y esa masividad implicó que ninguna estructura institucional quedará ajena y no podía hacerse la distraída frente a las nuevas problemáticas y reclamos", concluyó.

La Universidad Nacional de Rosario aceptó como válidas las expresiones del lenguaje inclusivas y no sexistas el año pasado. Este año saldrá una colección de materiales bibliográficos de que contendrán material en donde se presentarán cuestiones de género y del lenguaje inclusivo. Desde AGESEX, en la universidad brindan actividades, talleres, paneles para capacitar a los profesores.

La Universidad de Mar del Plata comenzará a utilizar el lenguaje inclusivo
La Universidad de Mar del Plata comenzará a utilizar el lenguaje inclusivo Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

"Hay mucha resistencia porque también se desconoce el tema. Tuvimos que explicar que es una recomendación y no una obligación dentro de la universidad", explicó Sofía Ardusso, coordinadora de la Secretaría de Bienestar de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Las recomendaciones proponen buscar alternativas al masculino genérico.

La Universidad de Buenos Aires (UBA) aprobó el uso del lenguaje inclusivo como recurso válido en las producciones realizadas por estudiantes de grado y posgrado. "Es un cambio que se viene dando hace un tiempo, todavía no llegó a todos los sectores de la sociedad. Somos una minoría que viene luchando hace bastante. Las universidades van a tener que aceptarlo", comentó Kaplan, presidenta del centro de estudiantes de la facultad de ciencias sociales de la UBA.

En el caso de Noah Pellegrini, quien estudió unos años comunicación social en la Universidad Nacional de Rosario, su relación con el lenguaje es cotidiana. "Mí pronombre es neutro, por lo tanto en el día a día milito para que se respete mi identidad, y que el lenguaje inclusivo no quede en algo teórico, sino que se lleve a la práctica en todos los ámbitos sociales, no sólo en las universidades", comentó.

Además opina que es importante que el alumnado "tenga la posibilidad de producir trabajos en los que consiga expresarse por fuera de un lenguaje hegemónico y exclusivo" y que las universidades vayan al ritmo de los cambios sociales.

Un debate que sigue en pie

El debate del lenguaje inclusivo no está finalizado, sino que es un debate que se abrió y se sigue desarrollando en las instituciones académicas del país. "Los conflictos ponen en evidencia que los lenguajes que habitan en nuestra sociedad están cargadas de política y expresan relaciones de poder y por eso amerita dar la discusión al respecto y producir políticas al respecto", explicó Fabbri.

"El lenguaje inclusivo es el rasgo más visible que rodea la lucha por la igualdad. Para mi va a ser muy perdurable en el tiempo, a pesar que considero que el cambio en lo gramatical no se va a dar explicó Kalinowski-. Este tipo de lenguaje tiene un fuerte componente político, es por eso que la persona que decide a usarlo se está pronunciando políticamente".

Gorini comentó como en las universidades hay mucha gente con ganas de aprender y escuchar aquellos que militan por el lenguaje inclusivo. "El lenguaje inclusivo está teniendo eco, va a salir para afuera y cada vez está más visible", concluyó.

El lenguaje inclusivo está teniendo eco, va a salir para afuera y cada vez está más visible
Sofía Gorini

Kalinowski consideró que ningún actor centralizado es capaz de torcer la evolución lingüística de la sociedad. "Es un fenómeno retórico discursivo. Porque la retórica es el arte de lograr con la lengua algo en el auditorio", explicó. Para él, las universidades no tuvieron otra opción que adaptarse a las demandas. "Lo fundamental es informar en qué consiste y por qué se usa. No por esta lucha va a cambiar la lengua de todos. Todos tenemos derecho a intervenir la lengua", finalizó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.