Liberan a dos de los cinco acusados de violar a una chica en un camping

Lo pidió la fiscal del caso luego de que la víctima no los señalara en la rueda de reconocimiento en la que sí reconoció al resto; hay otro sospechoso
Darío Palavecino
(0)
23 de enero de 2019  

MAR DEL PLATA.- Dos de los cinco acusados por la violación de una menor en un camping de Miramar quedaron libres ayer luego de que la víctima, en un reconocimiento fotográfico, no los identificara entre los que estuvieron dentro de la carpa en la que fue sometida a un abuso durante la madrugada de Año Nuevo en El Durazno.

Un tercer joven, que como los anteriores había afirmado en su declaración indagatoria que no había estado con la chica y dormía en una reposera, fue señalado como uno de los que estuvo en la carpa y por eso seguirá preso.Estudios de cotejo genético aportarán las precisiones que restan. Fuentes judiciales indicaron a LA NACION que se pidió una sexta muestra de sangre de otro joven que, se sospecha, habría tenido algún contacto con la menor.

El juez de Garantías Ricardo Tapia firmó ayer la liberación de Roberto Costa y Emanuel Díaz, que seguirán procesados en la causa y deberán cumplir con tres requisitos: fijar domicilio, no acercarse a la víctima ni tomar contacto con ella, ni hacer declaraciones públicas sobre el caso.

Tres rondas de reconocimiento afrontó la víctima, una por cada uno de los imputados. Se le exhibieron varias imágenes, entre las cuales solo identificó a Juan Cruz Villalba. Lo ubicó en un escenario donde también estuvieron Lucas Pitman y Tomás Jaime, los únicos dos que admitieron que habían tenido relaciones sexuales "consentidas y sin violencia" con la adolescente.

Todos permanecían detenidos desde el 1° de este mes, procesados por abuso sexual con acceso carnal agravado, delito para el cual se prevén penas de 8 a 20 años de prisión. Tras las rondas de reconocimiento, la fiscal Florencia Salas elevó al Juzgado de Garantías el pedido de liberación de Costa y Díaz.

Los reconocimientos fueron una extensión de la declaración en cámara Gesell que dio la menor hace dos semanas. En esa ocasión brindó un amplio relato de lo sucedido. Ante algunas dudas que aparecían en la pesquisa, Salas optó por este trámite, en el que la víctima identificó a los dos que habían admitido que estuvieron con ella y a un tercero que juró haber estado durmiendo en una reposera.

Este nuevo dato se suma al conjunto de pruebas de la causa. Ahora se esperan resultados de peritajes genéticos que permitirán cotejar restos de semen hallados en prendas de la menor con muestras de sangre tomadas a los cinco acusados y al sexto sospechoso. Ese estudio podría ser definitorio.

Los cinco acusados estaban detenidos en la Unidad Penal 44 de Batán desde el día siguiente de su detención, en Año Nuevo, cuando la madre de la víctima encontró a la chica dentro de la carpa en la que pernoctaban los jóvenes. Tras las liberaciones de dos de ellos, se espera que las prisiones preventivas del resto -que vencen el 30 de este mes- sean prorrogadas.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.