Los tres misterios que busca develar la sonda Juno en el planeta Júpiter

La nave Juno de la NASA llegó a la órbita de Júpiter para develar sus misterios
La nave Juno de la NASA llegó a la órbita de Júpiter para develar sus misterios Fuente: EFE
La nave de la NASA arribó a la órbita del mayor planeta del Sistema Solar y lo estudiará durante 20 meses en 37 órbitas
(0)
5 de julio de 2016  • 17:16

La sonda Juno de la NASA hizo hoy historia al llegar a la órbita de Júpiter tras cinco años de misión, y se convirtió en el vehículo que más se aproxima al gigantesco planeta gaseoso, con el objetivo de descifrar sus enigmas y descubrir más sobre el origen del sistema solar.

"Ésta es la hazaña más difícil que ha conseguido jamás la NASA", dijo Scott Bolton, el principal investigador de la misión, al resto de su equipo en Pasadena (California) cuando se confirmó el éxito de la maniobra de entrada en órbita.

Juno es la primera sonda diseñada para operar en el corazón de los cinturones de radiación de Júpiter, la primera en llegar a 2575 kilómetros de sus nubes superiores y la que tomará cada 14 días las imágenes con mayor resolución vistas nunca del planeta gigante, hasta culminar la misión en febrero de 2018.

Cómo es la misión de 20 meses al gigante gaseoso
Cómo es la misión de 20 meses al gigante gaseoso

Durante los próximos 20 meses, la nave no tripulada y del tamaño de una cancha de básquet, dará 37 vueltas a la órbita de Júpiter en las que intentará develar los tres principales misterios del mayor planeta de nuestro Sistema Solar, donde perfectamente pueden caber más de 1000 Tierras.

1-¿Cómo se formaron Júpiter y los restante planetas gigantes de nuestro Sistema Solar?

Según la agencia espacial estadounidense (NASA), esta misión ayudará a comprender "cómo se formaron los planetas gigantes y el papel que jugaron en la formación del resto del sistema solar".

Los planetas gigantes, también llamados exteriores o gaseosos, son aquellos que están situados más allá del cinturón de asteroides, es decir, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Júpiter fue probablemente el primero de los planetas en formarse alrededor del Sol porque contiene muchos de los mismos gases ligeros de los que está hecho el astro, hidrógeno y helio.

Para estar compuesto principalmente de hidrógeno y helio, Júpiter se debió haber formado mientras había muchos de esos gases ligeros alrededor, es decir, cuando el sistema solar era joven.

Varios científicos de la NASA y cientos de astrónomos en todo el mundo creen que existe un planeta rocoso en el interior de este gigante gaseoso. La existencia de esta "supertierra" que tenía el tamaño suficiente para ir acumulando a su alrededor grandes cantidades de materia de la nube primigenia que rodeaba el Sol tras su nacimiento es una idea que sigue en pie. Los instrumentos de Juno permitirán analizar con precisión el campo gravitatorio y el campo magnético de Júpiter, desvelando la estructura interior del planeta y la masa de su núcleo.

2-¿Qué pasa debajo de su atmósfera?

La mitología romana nos relata que la diosa Juno era la esposa y hermana de Júpiter. En una ocasión, Júpiter se había enamorado de una ninfa llamada Io, y envolvió la Tierra con nubes espesas para que su mujer no pueda ver su infidelidad desde el Olimpo. Sin embargo Juno no se dejó engañar. Levantó el denso velo de nubes y pudo observar el engaño.

Durante cinco años, la nave se preparó para esta misión
Durante cinco años, la nave se preparó para esta misión Fuente: Archivo

Los científicos esperan que la sonda Juno realice el mismo comportamiento y pueda atravesar la espesa nubosidad gaseosa para ver el comportamiento de su atmósfera baja, sus vientos, composición y temperatura superficial. Además, examinará el intenso campo magnético de Júpiter, medirá la cantidad de amoniaco en la atmósfera profunda y observará las auroras del planeta.

3-¿Cuánta agua contiene Júpiter?

Júpiter es un misterioso planeta. Uno de los elementos más interesantes y enigmáticos de la atmósfera de Júpiter es el agua. La sonda Juno quiere resolver el misterio de cuánta agua contiene el gigante gaseoso. Lo primero que se puede determinar con eso es si se formó en la misma posición del Sistema Solar donde se encuentra ahora o si lo hizo en otro lugar, lo que permitirá entender la historia de los otros planetas.

Científicos de la NASA realizan una conferencia de prensa tras el arribo al planeta
Científicos de la NASA realizan una conferencia de prensa tras el arribo al planeta Fuente: AFP

Otro de los aspectos interesantes es que la cantidad de agua hallada en Júpiter puede dar una idea de la que pudo haber durante la formación del Sistema Solar. Esos datos servirían de referencia para deducir de dónde pudo llegar el agua que permitió la aparición de la vida en la Tierra.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.