Los trucos de magia electrónica que nos ayudan en cada momento del día

El auto autónomo de Panasonic
El auto autónomo de Panasonic
Ricardo Sametband
(0)
21 de enero de 2019  

LAS VEGAS.– Dicen que es la mayor feria de tecnología del mundo. Pero se asemeja más a un gran circo, con una carpa que ocupa toda Las Vegas (EE.UU.) y 180.000 espectadores que llegan de todo el mundo para ver qué nuevos trucos de magia electrónica mostrarán los 4500 expositores que colman la ciudad de los casinos, saturando su capacidad hotelera, sus salones de convenciones, su endeble transporte público, sus restaurantes y sus calles.

No siempre hay grandes novedades. Algunos trucos de magia electrónica, además, se van puliendo año tras año hasta que, de pronto, tienen sentido y a todos nos parecen una obviedad: el auto que se maneja solo, la pantalla de TV delgada como un papel, la computadora que no pesa nada, el robot que sirve bebidas y canta, la lamparita para el comedor que parpadea cuando nos llegó un mensaje (sí, existe).

Todo eso puede verse en el Show de Electrónica de Consumo (CES, según sus siglas en inglés), que incluye también chiches, chirimbolos y cosas que cumplen una ley universal: necesitan electricidad para funcionar y (en su mayoría) se conectan a internet, sea necesario o no.

El exoesqueleto de Samsung
El exoesqueleto de Samsung

En los stands, sonrientes hombres y mujeres prometen un futuro cercano que mejora el presente: lo hace más rápido, más cómodo, más ajustado a nuestras necesidades. Evitan decir que ese futuro también estará más lleno de cosas (¡tan a contramano de Marie Kondo!), que será más complejo, que esos artilugios que nos solucionan la vida no cargan solos su batería, salvo honrosas excepciones.

Pero no es todo humo: se ven inventos que vale la pena probar, que estarán a la venta entre este año y el próximo, y tienen el potencial para cambiar nuestra vida para bien.

En cualquier pareja o familia, los ronquidos pueden pasar de ser una anécdota a un flagelo. A lo largo de los años han aparecido múltiples intentos de neutralizarlos, y el último –y en apariencia, más efectivo– viene de Philips: el SmartSleep Snoring Relief Band es un cinturón que se lleva a la altura del pecho y que tiene un sensor que detecta cuando su usuario está boca arriba en la cama (la posición más propicia para roncar); reemplaza el codazo por una vibración, que fuerza a esa persona a dormir de costado.

Después de una noche de buen descanso, es importante iniciar el día con los dientes limpios. Pero casi nadie dedica los dos o tres minutos de cepillado que recomiendan los odontólogos. Entra en escena Y-Brush, una mezcla de mordillo con cepillo de dientes. Hay que morderlo como a un gajo de naranja, tocar un botón y esperar diez segundos mientras todo el cepillo se mueve dentro de nuestra boca, limpiando todos los dientes en simultáneo, del lado externo e interno.

Un lavavajillas compacto para apoyar en la mesada
Un lavavajillas compacto para apoyar en la mesada

Luego será el momento de desayunar o preparar el almuerzo. Aquí podríamos apelar a Yummly, un servicio de Whirlpool que escanea qué ingredientes tenemos a mano y sugiere platos para aprovecharlos, al tiempo que nos guía en el proceso (si falta algo puede encargarse de comprarlo y enviarlo a nuestro hogar). Por supuesto, la compañía recomienda su horno Connected Hub Wall, cuya tapa es una pantalla transparente: indica en qué parte del horno va la preparación, qué hay que hacer, cómo debería verse el plato a medida que se cocina, etcétera.

Después de cocinar, alcanza con poner los platos dentro del Heatworks Tetra, un lavavajillas compacto: es más pequeño que un microondas y está pensado para apoyar sobre la mesada y para limpiar los utensilios de una pareja, más que de una familia de múltiples integrantes. Por supuesto, se puede activar con una aplicación desde cualquier parte del mundo donde haya internet.

La TV que se puede enrollar para no ocupar lugar
La TV que se puede enrollar para no ocupar lugar

Hablando de acceso remoto: si no queda nadie en casa, hay múltiples alternativas de timbres con cámaras y micrófonos para contestar desde cualquier lado, usando una aplicación para el celular. La flamante Ring Door View Cam se engancha a la mirilla de la puerta, así que es muy discreta.

Antes de salir

Antes de salir, hay quien elige maquillarse o, en este caso, micromaquillarse: Opté, de Procter & Gamble, es una impresora de mano que se pasa sobre la piel de la cara o los brazos y tapa las manchitas; tiene una cámara en la punta para detectar dónde hay un cambio de color en la piel y aplica la base solo donde es necesaria, lo que ahorra maquillaje y mantiene la salud de la piel.

Camino al trabajo, o a donde sea, podemos ir en un auto autónomo. La promesa es subirse al vehículo, indicarle adónde vamos y ya, como un remise pero sin chofer. Bueno, no todavía: esta tecnología estará disponible en forma comercial para 2021, si no fallan los augurios de compañías como Intel, que con su subsidiaria Mobileye es uno de los líderes del segmento. Para esa fecha, afirma, un adminículo con tres cámaras y una computadora interna le permitirá sumar autonomía a casi cualquier vehículo. Mientras, Ford, Nissan y otros fabricantes calculan que en los próximos años los autos nuevos comenzarán a hablar entre sí: se alertarán de un bache nuevo o un embotellamiento o su llegada a la bocacalle para evitar un topetazo.

Viajar sin manejar permite ir más relajados, y eso es saludable; una forma de medir cuánto es con el Withings Move EKG, un reloj pulsera analógico de aspecto convencional, pero que sin embargo permite generar un electrocardiograma en medio minuto y detectar arritmias y otros problemas cardíacos. Es lo mismo que hace el último Apple Watch, pero el Move EKG costará un tercio (140 dólares) y su batería durará 18 meses. Comparte los datos con una aplicación y genera un informe para el médico, si el usuario lo considera necesario.

Si pasamos por el gimnasio a tonificar músculos, podemos guardar las cosas en un casillero cerrado con Benjilock, un candado que se abre con una huella digital. Incluso puede ser compartido, porque recuerda hasta diez impresiones dactilares diferentes. También tiene una llave, por si se queda sin batería.

De vuelta a casa, hay al menos dos cosas por hacer. Una, verificar cómo viene nuestra huerta urbana: Miracle Glo 12 es una estantería con dos niveles para plantas, a las que provee de luz artificial y riego automático para sus respectivas macetas. Tiene Bluetooth, claro, así que avisa a la aplicación de sus dueños si considera que falta agua o algún nutriente.

Dos, descolgar la ropa (o sacarla del secarropas) y usar FoldiMate para doblarla. Sí, es una máquina que toma las remeras y camisas por los hombros, los pliega en forma automática y nos devuelve una pila de ropa lista para guardar. No es para cualquiera, no obstante: tiene el tamaño de una heladera mediana, así que para un departamento de dos ambientes queda descartada.

Luego puede servir una sesión con FightCamp, el entrenador de boxeo personal, que incluye una bolsa de arena y sensores en los guantes para detectar cómo estamos golpeando, calcular el nivel de ejercicio que logramos, las calorías consumidas y demás.

Finalmente, por la noche, le llegará el turno al clásico de la CES: el televisor. Este año, con un modelo de LG de 65 pulgadas que se enrolla cuando no está en uso y queda escondido dentro de un mueble (que a su vez incluye los parlantes). La idea es que cuando no queremos ver televisión, tener un rectángulo negro en la pared, sobre todo de ese tamaño, es una molestia. También se puede dejar desplegado hasta la mitad para usarlo de reloj, ver el estado del tiempo, etcétera. Otras compañías, como Samsung, promocionan pantallas ultradelgadas que se fijan a la pared y sirven de portarretratos gigante, o pinacoteca digital; incluso se le pueden poner marcos de cuadros para esconder que se trata de una pantalla.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.