Mendoza: cárcel y hasta $108.000 de multa por manejar ebrio

Con la sanción de la ley se busca poner freno a la creciente siniestralidad vial con trágicas muertes, producto del consumo de alcohol.
Con la sanción de la ley se busca poner freno a la creciente siniestralidad vial con trágicas muertes, producto del consumo de alcohol. Fuente: Archivo
Pablo Mannino
(0)
29 de agosto de 2019  • 12:47

Mendoza avanza contra los conductores ebrios, aunque no impondrá la "tolerancia cero". De esta manera, el Gobierno provincial logró, por unanimidad, la aprobación de una ley que endurece las sanciones a quienes manejan bajo los efectos del alcohol, con el objetivo de generar conciencia y prevenir trágicos accidentes . Por eso, como castigo máximo se dispondrá una multa de hasta 108 mil pesos y de hasta 30 días de arresto.

Por tal motivo, desde ahora quienes superen el límite de 0,5 gramos de alcohol en sangre deberán pagar un acta de infracción que va de 36 mil pesos hasta 72 mil pesos, además de la inhabilitación para manejar por un período de hasta seis meses y el secuestro del vehículo. Mientras que aquellos que se excedan de un gramo de alcohol en sangre tendrán que desembolsar hasta 108 mil pesos, con la posibilidad de ir a prisión por hasta un mes.

El proyecto, que recibió el aval de todos los senadores, quienes le dieron sanción definitiva, modifica las normas de Tránsito y el Código Contravencional. En la actualidad quien infringe el primer límite de consumo de alcohol permitido en la conducción, de acuerdo a la Ley de Tránsito, debe abonar una suma que ronda los 18 mil pesos, por lo que desde ahora el monto base se duplica para estos casos.

Pero de acuerdo a la gravedad de la infracción, la sanción monetaria es progresiva y marcadamente superior, llegando a superar los 100 mil pesos en caso de exceder la barrera de un gramo de alcohol en sangre. Para estos casos, ya interviene la Justicia, al considerarse una falta contravencional, por lo que está previsto el arresto, a decisión del juez, sin posibilidad de acceder a tareas comunitarias.

Desde el Gobierno provincial buscan acallar las críticas de la oposición que reclamaba la tolerancia cero, aduciendo que la mayoría de la siniestralidad vial bajo los efectos del alcohol se produce con aquellos conductores que superan los límites ya permitidos por ley. "Quienes matan al volante tienen más del doble de alcohol en sangre que lo permitido, de acuerdo con los datos de la Unidad de Delitos de Tránsito. Por eso, hay que hacer sanciones graduales", indicó el titular del bloque radical en el Senado, Diego Costarelli.

En tanto, el subsecretario de Relaciones Institucionales, Néstor Majul, indicó que se busca un cambio cultural y de toma de conciencia por parte de la población a la hora de tomar el volante, teniendo en cuenta el fuerte golpe al bolsillo que suponen las nuevas sanciones.

Luego de varias tragedias en las rutas que ha vivido la provincia del oeste argentino, las autoridades comenzaron a tomar cartas en el asunto para lograr una mayor reacción de los ciudadanos, de la mano de mayores controles. De hecho, los números oficiales dan cuentas de las muertes por accidentes de tránsito, que en el 2018 superaron los 200 casos, y de la problemática del consumo de alcohol durante el manejo. De acuerdo con datos del Ministerio de Seguridad de Mendoza, en lo que va de 2019 ya se realizaron 3.077 actas de infracción por alcoholemia positiva, duplicando la cantidad registrada durante el mismo periodo del año pasado.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.