Masacre de Flores: su único sobreviviente denuncia que las amenazas aún persisten