"Me parece una estupidez lo del cordero", dijo Susana Giménez

Susana Giménez antes de viajar a Mar del Plata

01:41
Video
(0)
16 de enero de 2020  • 20:08

Susana Giménez, una de las figuras más emblemáticas de Punta del Este, opinó sobre el cordero arrojado desde un helicóptero a la pileta de un empresario argentino en su casa en José Ignacio.

La diva argentina tuvo un breve contacto con la prensa cuando llegó al aeropuerto de Punta del Este, desde donde viajó a Mar del Plata, por pocas horas, para participar de la reapertura del teatro Tronador.

''Hoy es el cumpleaños de Ricardo [Darín] y me dijo que tenía un elefante preparado para tirarme a mí'', fue lo primero que dijo Susana, en medio de risas, cuando ingresaba al sector de migraciones.

Consultada sobre qué le había parecido el caso del cordero, respondió: "Si me lo tiran a mí, me muero. Es una estupidez ".

El caso del "delivery canchero"

"No sé cómo definirlo. Le quiso hacer un delivery canchero". Con esa frase, una persona cercana a los protagonistas de la polémica en torno al cordero arrojado desde un helicóptero a una pileta en José Ignacio comenzó a explicar a LA NACION el detrás de escena del video de 8 segundos, que causó repudio a ambos lados del Río de la Plata.

Según pudo reconstruir este medio, todo ocurrió el jueves 9 de enero. "Fede le dijo a Pacha que quería hacer un cordero a la noche, y éste le dijo que se ocupaba de comprarlo detrás de La Barra".

"Fede" es el empresario Federico Álvarez Castillo y "Pacha" es Eduardo Cantón, otro empresario argentino, con inversiones en Carmelo, Uruguay, desde hace 35 años.

"Pacha siempre se mueve en helicóptero. Fue a un lugar detrás de La Barra (situada a casi 30 kilómetros de José Ignacio, donde se encuentra la casa de Álvarez Castillo) y luego le dijo a Fede que le iba a hacer un delivery especial", detalló la fuente, que conoce de cerca a los dos protagonistas de la historia, y agregó: "Cantón siempre se maneja en helicóptero y pensó que era la manera más fácil de llevar el cordero, para que lo comieran juntos".

Lo que siguió fue lo que se vio en el video de 8 segundos que se viralizó ayer.

Al comentar el hecho, Álvarez Castillo habló de "una broma de un amigo" al que evito identificar públicamente. En tanto, Cantón, el empresario que habría tirado el cordero a la pileta, optó por no hacer declaraciones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.