No hubo clases en el Lenguas Vivas por temor a la presencia de asbesto

Temen por la presencia de asbesto en el Lenguas Vivas
Temen por la presencia de asbesto en el Lenguas Vivas Crédito: Silvana Colombo
Alejandro Horvat
(0)
25 de octubre de 2019  • 15:27

Las clases en el colegio Lenguas Vivas fueron suspendidas hoy por temor a la presencia de asbesto. Lo que sucedió es que el gobierno porteño removió una caldera con el material cancerígeno durante las vacaciones de invierno y ahora quedaron a la vista los caños que también contendrían asbesto. Desde la institución reclaman que no les entregaron los certificados correspondientes que indiquen que no hay asbesto en el aire y que es seguro asistir a la escuela.

Fabia Arrossi, vicerrectora de la institución, publicó un comunicado en donde explica la situación: "Carecemos de un informe firmado por un especialista que garantice que al día de la fecha no hay riesgos para la salud", y ordenó "suspender las clases hasta tanto se cuente con la certificación que asegure que las condiciones están dadas para trabajar y estudiar sin peligros para la salud".

El asbesto es el nombre de un grupo de minerales que, debido a sus características de resistencia y flexibilidad, solía utilizarse en varias aplicaciones, principalmente en construcción. Al respirarse, las fibras de asbesto pueden alojarse y acumularse en los pulmones y causar lesiones y enfermedades como el cáncer. El mesotelioma maligno, causado por la exposición al asbesto a menudo es incurable. .

"SI hicieron las cosas bien, por favor queremos que nos muestren los certificados. Recién en octubre nos enteramos que sacaron la caldera en julio y están los caños a la vista. Dicen que retiraron la caldera siguiendo los protocolos, pero no nos trajeron nada firmado diciendo que se realizaron las cinco mediciones sobre la calidad del aire", dijo Carla Bertotti, profesora en el área de Ciencias Sociales del Lenguas Vivas.

Por su parte, Esteban Sottile, secretario de educación superior de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), también reclama que entreguen los certificados para que la comunidad educativa esté tranquila de que pueden asistir a la escuela.

"En el mes de julio removieron una caldera que contenía asbesto y para hacer esa remoción se debe hacer bajo estándares internacionales. Al día de hoy los informes sobre la medición de asbesto en el aire no han sido remetidos a la escuela. El único que se remitió es el de la disposición final, que fue en Santa Fe", indicó Sottile.

El gobierno porteño aseguró que esta misma tarde les enviará los certificados para que el lunes haya clase, y que ellos trabajan constantemente en los edificios, sin necesidad de mandar informes a la escuela sobre las obras que realizan.

"Nosotros sacamos la caldera en julio y mandamos una nota a la dirección de la escuela el 21 de octubre con toda la explicación técnica, detallando que seguimos toda la normativa vigente. Se selló la sala de calderas como corresponde, se humedeció el ambiente y se llevó la caldera a Santa Fe para su disposición final. Nosotros tenemos reuniones habituales con la gente de ese colegio donde hablamos todos los tema edilicios. Dijimos que íbamos a remover esa caldera en una comisión. Nosotros ya retiramos 12 calderas con una empresa que es la referente en ese tipo de trabajos. No mandamos informes luego de cada obra que hacemos. Hoy vamos a sacar un comunicado en donde incorporaremos el informe que nos piden y, además, vamos a hacer controles del aire cada 15 días para darles aún mayor tranquilidad", explicó Sebastián Tomaghelli, subsecretario de administración de recursos del Ministerio de Educación de la ciudad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.