Qué es el asbesto y por qué es tan peligroso

El Metro de Madrid le vendió a la Ciudad vagones con asbesto
El Metro de Madrid le vendió a la Ciudad vagones con asbesto Fuente: LA NACION
(0)
24 de octubre de 2019  • 12:26

El asbesto es el nombre un grupo de minerales que, debido a sus características de resistencia y flexibilidad, solía utilizarse en varias aplicaciones, principalmente en construcción.

Sin embargo, al respirarse, las fibras de asbesto pueden alojarse y acumularse en los pulmones y causar lesiones y enfermedades como el cáncer. El mesotelioma maligno, causado por la exposición al asbesto a menudo es incurable.

Actualmente existen legislaciones en todo el mundo para el control del uso de asbesto, pero miles de personas mueren cada año ya que los síntomas pueden aparecer hasta 50 años después de la exposición.

Según los expertos, estas décadas de retraso entre la exposición y la aparición de la enfermedad significa que los casos seguirán aumentando durante los próximos cinco años.

Un estudio llevado a cabo por el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, analizó los casos de 409 pacientes, principalmente de ese país, que habían recibido el tratamiento estándar para la mesotelioma.

Éste por lo general incluye medicamentos esteroides y sesiones de radioterapia.

Algunos pacientes en estudio recibieron adicionalmente dosis de quimioterapia para comparar el efecto en su enfermedad.

Beneficio real

Según los investigadores, los pacientes que recibieron quimioterapia vivieron en promedio un poco más que los que recibieron el tratamiento estándar.

Pero esto, afirman los científicos, no representa una prueba estadística y puede ser engañoso.

Además, agregan, la quimioterapia no mejoró la calidad de vida de estos pacientes.

"Miles de personas están o se verán afectadas por este enfermedad mortal, y nuestro estudio demuestra lo difícil que es tratar el mesotelioma", afirma el doctor Richard Stephens del Consejo de Investigación Médica.

"Esto se debe principalmente a que el mesotelioma se forma en la pleura, la capa que reviste el pulmón, la cual es muy difícil de alcanzar", agrega.

Los resultados del estudio, explican los investigadores, muestran que no se obtienen beneficios reales en el tratamiento de los síntomas de la enfermedad cuando se añade la quimioterapia a los medicamentos estándar.

Se sabe que la quimioterapia además tiene graves efectos secundarios, por lo tanto, dicen los científicos, la gente no debe recibir esta terapia si no va a obtener beneficios comprobados.

Demanda al Metro de Madrid

La Ciudad, a través de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), demandó al Metro de Madrid por la venta "ilícita" de los vagones con asbesto, un material cancerígeno, y pidió un resarcimiento de 15 millones de euros.

La demanda, de 84 páginas, y a la que tuvo acceso LA NACION, asegura que la venta de los 36 vagones en 2011, seis formaciones en total, que luego fueron destinados a la línea B del subte porteño, se trató "de una actuación incalificable, ilícita, irresponsable y de mala fe" por parte del Metro de Madrid.

La venta se produjo en 2011 cuando Sbase adquirió los trenes de segunda mano del subte madrileño, los CAF 5000, que habían sido fabricados en los años 70, cuando el amianto o asbesto no estaba prohibido.

En febrero de 2018 salió a la luz que los vagones vendidos tenían asbesto, un mineral cancerígeno que está prohibido en más de 50 países desde hace casi 20 años y en Argentina desde 2001.

Según precisó Sbase en la demanda, todos los tipos de amianto causan cáncer de pulmón, mesotelioma, cáncer de laringe y de ovario, y asbestosis (fibrosis de los pulmones).

Los vagones habían sido destinados a la línea B, una de las más utilizadas, con 240.000 pasajeros diarios y donde se vieron potencialmente afectadas las 763 personas que trabajaban por entonces en sus talleres, estaciones y trenes.

"Desde que trascendió en España la presencia de asbesto en las formaciones Caf 5000 sacamos los trenes de circulación inmediatamente. Formamos una comisión técnica con áreas de salud del Gobierno y los trabajadores para acompañarlos en este proceso. Además encaramos un proceso de desasbestización en conjunto con ellos", dijeron ayer a Télam fuentes el Gobierno porteño.

En la demanda, se pide la "nulidad" del contrato ya que la comercialización de unidades con ese material estaba prohibida en ambos países y no se realizó ninguna advertencia expresa acerca de la presencia de ese mineral. Por ello, se pide el resarcimiento de 15 millones de euros por "la justa reparación de los evidentes y cuantiosos daños y perjuicios provocados como consecuencia de estos hechos".

Según manifestaron desde la defensa de Sbase, la compañía tuvo "un grave coste reputacional" a partir de que se conoció la presencia de asbesto en las formaciones de la línea B, lo que produjo reiteradas protestas de trabajadores y quejas de los usuarios.

La denuncia también alega que el Metro de Madrid conocía desde hace años la presencia de amianto en el material rodante que vendió y que, cuando Sbase pidió información al respecto, la compañía se deslindó de sus responsabilidades culpando al fabricante.

También recuerda Sbase en la demanda que las formaciones debieron pasar por un proceso de "adaptación" para poder circular en las vías del subte porteño y que tampoco en esa instancia se hizo mención a la presencia del material cancerígeno ni se recomendó su extracción.

Para Sbase, Metro no vendió formaciones "con determinados defectos" sino que comercializó un material rodante que era "inviable" para la finalidad del contrato, lo cual llevaría a un incumplimiento de las obligaciones por parte de la compañía española.

"Con respecto a la demanda creemos que será favorable a Subterráneos de Buenos Aires dados los incumplimiento legales del Metro tanto de la normativa española como argentina", aseguraron las fuentes del Gobierno porteño.

El Metro de Madrid dijo ayer que todavía no ha recibido la notificación, por lo que desconoce los términos de la demanda, pero aseguró que colaborará con la justicia aportando toda la información y la documentación que sea necesaria para el proceso, informó la agencia EFE.

Con información de BBC Mundo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.