"No se dejen meter el perro", dijo Bergoglio