Santa Rosa trajo lluvia y granizo

(0)
31 de agosto de 1999  

La tormenta de Santa Rosa llegó ayer con puntualidad, aunque con menor intensidad que en otros años. En la ciudad de Buenos Aires llovieron 19,4 milímetros y cayó granizo, al igual que en casi todo el conurbano.

La mayor caída de agua -en total, 15 milímetros- se registró entre las 13 y las 14, aunque no se produjeron inundaciones.

También hubo tormentas en el norte del territorio bonaerense, en Mar del Plata y en Tandil, confirmando la creencia religiosa que asegura que el día de Santa Rosa de Lima trae lluvias y mal tiempo.

El cielo porteño se encapotó con nubes de tormenta muy altas -de hasta 13.000 metros de altura-, y trajo la oscuridad en pleno día.

Para los meteorólogos, el meteoro de Santa Rosa constituye una señal inequívoca de la inminente llegada de la primavera. Sin embargo, este año el invierno parece negarse a aceptar que tiene los días contados. Hace ocho días, se registró sobre Buenos Aires otra precipitación, de 50 milímetros que también fue denominada con el nombre de la primera virgen americana.

En la Capital y el Gran Buenos Aires existe probabilidad de lluvias por la mañana, mejorando hacia la tarde con una leve baja de la temperatura.

Anoche, una copiosa lluvia y una importante granizada cayó en el sur del conurbano, en especial en Banfield, Adrogué y Lomas de Zamora.

En Mendoza, hubo intensas nevadas en la zona de alta montaña que obligaron a interrumpir el tránsito por el túnel internacional.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.