Se anticipó un día el aumento de los pasaportes y hubo numerosas quejas

Mucha gente fue a tramitarlos pensando que aumentaban a partir de hoy
(0)
9 de mayo de 2003  

El aumento del 73 por ciento en el precio del pasaporte, que comenzó a regir ayer, provocó quejas y reclamos entre las personas que en la víspera se acercaron a tramitar su documento al Departamento de Documentación Personal de la policía; la mayoría esperaba que la suba sólo entrara en vigor hoy, tal como se había informado en un primer momento.

El martes último, fuentes policiales adelantaron a LA NACION que hoy el pasaporte pasaría de costar 75 pesos a valer 130 pesos. Pero al día siguiente, por un cambio de interpretación del decreto que autorizó la suba, se decidió instrumentar el incremento a partir del jueves 8 (ayer).

La gente, claro, conoció tarde la modificación, cuando ya hacía cola para acceder al edificio de Azopardo 620. Muchos de los afectados mostraron su malestar.

"Es más caro el pasaporte argentino que el de algunos europeos. ¿Qué papel compramos, uno mejor que el del consulado español?", preguntó Alejandra Muzio, una de los más de cien ciudadanos que decidieron no quedarse de brazos cruzados y expresar su descontento.

Sobre las 10, cuando la fila de espera alcanzaba media cuadra, un grupo de personas enojadas por la medida decidió llevar su queja ante el jefe del Departamento de Identificaciones de la Policía Federal. "Queremos ver la reglamentación donde dice que hoy (por ayer) tenemos que pagar 130 pesos. ¿Dónde está publicado oficialmente?", le preguntó Lorena Parodi al comisario Gustavo Panzeri.

Disconformidad

Como se dijo, gran parte de quienes se acercaron a sacar el pasaporte ayer pensaba que aún costaba 75 pesos. "No queremos pagar más, somos tres. Por eso, a pesar de estar en la semana 39 de mi embarazo, preferimos hacer la cola. Nunca pensamos encontrarnos con esta novedad", dijo a LA NACION Cecilia Tkacz, que junto con su marido y su hija se unieron a la protesta.

"Es una falta de respeto al pueblo", se quejó Romina, de 23 años, y sostuvo que vio en televisión a uno de los responsables afirmando que el aumento regía desde hoy.

Alberto, de 40 años, llegó a las 3 a la sede de Azopardo desde la provincia de Buenos Aires. "A esa hora ya había siete personas esperando. Para las 5.50, había gente llegada de Mar del Plata y de Córdoba", relató.

El primero de la fila -según relató el hombre- era un joven de Balcarce que aguardaba desde anteanoche a las 23, pero que al enterarse del aumento del precio del pasaporte decidió irse sin realizar los trámites.

Insatisfechos con las respuestas del comisario Panzeri, el grupo de personas disconformes efectuó el reclamo ante el superintendente de la Policía Científica, comisario general Roberto Wechsberg.

Cambios

"Yo estuve ayer (por el miércoles) y había carteles pegados en las columnas que avisaban el aumento a partir del viernes (por hoy)", reclamó Raquel Jordán, que estaba desde las cinco frente al Departamento de Documentación Personal.

Jordán explicó que había pasado un día antes a retirar el formulario porque no ve bien y quería completarlo en su casa. "Es una vergüenza, yo leí los carteles", dijo.

Otro grupo de personas, la mayoría, a pesar de no estar conforme con el aumento decidió pagar los 130 pesos. "Y si nos vamos y hacemos la protesta hoy, ¿qué pasa?", se preguntó Pablo Calaza, que con resignación agregó: "Nos roban hoy; mañana, es lo mismo".

Timbrado modificado

Afuera, a pocos metros, las quejas continuaban. Pero, y aunque se reconoció el error por parte de la policía en el momento de dar la fecha de la suba, no hubo respuesta para los descontentos.

"No se puede modificar el precio porque el timbrado ya tiene el nuevo valor. Lo único que nos ofrecen es que los pasaportes lleguen en tiempo y fecha", explicó Muzio, una de las tres personas que recibieron la respuesta del comisario general Wechsberg.

Al mediodía -y sin haber logrado que, tras la aceptación en el error de la información difundida, les mantuvieran el precio- un pequeño grupo pensaba presentar la denuncia ante la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. Pero antes debían abonar los 130 pesos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.