Se radicó en Argentina por amor, fundó una empresa con $10.000 y hoy factura US$3 millones

Se radicó en Argentina por amor, fundó una empresa con $10.000 y hoy factura unos US$3 millones
Se radicó en Argentina por amor, fundó una empresa con $10.000 y hoy factura unos US$3 millones
Gabriela Origlia
(0)
15 de mayo de 2019  • 11:53

CORDOBA. A Charles Campbell de su Nueva Zelanda natal a Córdoba lo trajo primero un intercambio estudiantil y, después, un amor que terminó en casamiento. Lingüista, se radicó en 1997, y unos años después fundó Traslation Back Office, una empresa de traducciones. Invirtió $10.000 en 2005 (todavía recuerda que el dólar costaba $3) y un año después había facturado US$150.000. Hoy ese monto se multiplica por 20.

Campell asegura que cuando decidió armar la empresa se formó en "finanzas, costos y contabilidad. Cuando estudié para lingüista nunca pensé en ser empresario y se requiere capacitación porque es distinto a ser emprendedor". Entre la Universidad Austral y Harvard "redondeó" su educación. "Me parece que en la Argentina hay muchos emprendedores, pero no todos logran esa transición al empresario que es importante", afirma.

La compañía traduce a 50 idiomas; arrancó con 30 empleados y hoy son 110 con oficinas en Córdoba (la principal), Lima ( Perú ), Kiev ( Ucrania ) y Hochiminh ( Vietnam ). Entre sus clientes hay empresas privadas de primer nivel, organizaciones internacionales como Naciones Unidas y el Banco Mundial, y organismos estatales de diferentes países.

"El idioma más extraño al que nos pidieron traducir fue al amharicó, que se habla en el norte y centro de Etiopía. Buscamos y encontramos quien hiciera el trabajo", cuenta Campell. Está orgulloso de poder definir su empresa como la "única en Latinoamérica genuinamente multilingüe".

Plantea que por lo general las otras firmas de traducción tienen una estructura de "dos o tres socios y unos tres empleados, como si fuera un bufete de abogados. Nosotros desde el inicio buscamos diferenciarnos por escala, por tecnificar nuestros servicios. Así rompimos por completo el formato tradicional que es también bueno y eficiente, pero diferente".

Cuando habla, Campbell mezcla el acento inglés con el cordobés; señala que la industria de la traducción crece "fuerte, hay demanda importante". Define la época del cepo cambiario como la "más difícil" por el "enrarecimiento" del clima de negocios y critica las retenciones a los exportadores de servicios, "inexistentes en todo el resto del mundo". En cambio, se entusiasma con los avances para aprobar la ley de Economía del Conocimiento, que "permitirá crear empleo sustentable".

"En la Argentina quienes necesitaban traducciones a idiomas menos frecuentes iban a buscar proveedores en Miami , así que empezamos por buscar acá y, a la vez, participábamos en ferias comerciales, exposiciones; íbamos a conferencia y congresos en Europa y Estados Unidos; hacíamos artículos en medios especializados –describe-. En 2008 empezamos a participar en licitaciones nacionales e internacionales y después de 2010 nos hicimos fuerte también en las redes sociales".

Subraya que la Argentina tiene "excelente universidades; es una gran fuente de talentos" y apunta que también buscan traductores de los idiomas más exóticos en Internet, a la vez que su gente se capacita en talleres en diferentes países. "Hacemos un fuerte proceso de inversión, viajando por el mundo, buscando talentos".

La decisión de instalarse en Kiev la explica por la necesidad de contar con una oficina en Europa para atender a los clientes de esa zona del mundo: "Dos representantes nuestros estudiaron durante varios meses opciones como Grecia , España y Polonia . Optamos por Ucrania por la calidad de su gente; en Polonia el mercado estaba sobrecalentado y en Grecia la situación era mala. Vietnam es la estrategia para estar en Asia; exploramos China pero resultó poco amigable para una Pyme extranjera".

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.