Adrián Tantapoma, el milagro de Flores. Tiene dos años y quedó sin madre y sin abuelo