U-Turn, el espacio más internacional

La curadora Abaseh Mirvali confirma el gran interés que despierta la feria de arte contemporáneo más destacada de la región
La curadora Abaseh Mirvali confirma el gran interés que despierta la feria de arte contemporáneo más destacada de la región
Celina Chatruc
(0)
16 de mayo de 2012  

Abaseh Mirvali sonríe, siempre. Aun cuando llega a una entrevista directo desde Ezeiza, después de 16 horas sin haber dormido, y un auto la espera para llevarla luego a La Rural. Allí montará la segunda edición de U-Turn Project Rooms by Mercedes-Benz, el espacio más internacional de arteBA, curado por ella.

Obsesiva y apasionada, eligió cada una de las obras de arte contemporáneo de 24 artistas que exhibirán al público desde pasado mañana galerías de ocho países. Y al hacerlo pensó en los coleccionistas a los que podrían interesarles y en las potenciales relaciones entre artistas y galeristas que busca provocar.

"Soy como una embajadora de arteBA", dice esta mujer nacida en Irán, que trabajó como diplomática de Estados Unidos en México, donde dirigió la Fundación/Colección Jumex, y que actualmente está al frente de la Bienal de las Américas, en Denver. Conoce la escena artística porteña desde hace más de una década y trabaja sin descanso para presentarla al resto del mundo.

-¿Cuál es su balance de la primera edición de U-Turn?

-Fue increíble. Las galerías argentinas nos apoyaron y las extranjeras se sorprendieron con el nivel de profesionalismo de arteBA. Hubo muy buenas ventas y muy buenas críticas en la prensa nacional e internacional. Me dio muchísimo gusto que se hayan generado proyectos a raíz de U-Turn. Por ejemplo, Tanya Leighton, galerista radicada en Berlín, no conocía a José García, de la galería mexicana Proyectos Monclova; se conocieron aquí e hicieron un intercambio de artistas.

-Y a los artistas argentinos ¿se les abrieron puertas afuera?

-Eduardo Basualdo firmó con una de las galerías que participaron en U-Turn, la alemana PSM, que el año pasado hizo visitas a talleres durante arteBA; así conoció a Basualdo, y este año trae obras suyas a U-Turn. Eso tiene muchísima importancia por dos razones: a Eduardo le da la oportunidad de crecer como artista por tener representación en Berlín, la capital de la producción de arte contemporáneo y demuestra el profesionalismo y la generosidad de su galerista de acá, Orly Benzacar. Karina Peisajovich me ha dicho que a raíz de U-Turn ha habido visitas muy importantes a su estudio, incluida la de Patrick Charpenel, mi sucesor en Jumex.

-¿Qué opina sobre la escena local en comparación con el resto del mundo?

-Tienen artistas extraordinarios, pero necesita haber un espacio para experimentación y presentación. Puede que exista y no lo conozco. Me dio muchísima pena que cerrara Dabbah Torrejón. Eso no habla bien. Para que las galerías argentinas estén más presentes en las ferias internacionales necesitan mostrar trayectoria. Y tengo que decir algo de los coleccionistas argentinos: son muy cultos, más que el promedio, y no quieren tener nada mediocre. Son muy exigentes. No sabes cómo ayudan los programas para coleccionistas impulsados por arteBA durante el año, cuando esos coleccionistas van por el mundo. A esto, le agregas el Premio arteBA-Petrobras, U-Turn, el Barrio Joven, el Concurso Arcos Dorados de Pintura Latinoamericana... No hay otra feria que haga ese tipo de proyectos.

-¿Cuál es el principal objetivo de U-Turn?

-Crear una plataforma para mostrar las tendencias internacionales en el arte contemporáneo. El arte es tan global que no hay etiquetas nacionales. Eso se hizo evidente con la primera edición de U-Turn, y se va a notar más este año.

- ¿Habrá algún cambio en el enfoque curatorial?

-Habrá un balance entre las formas más tradicionales, como pintura y escultura, y obras socialmente enraizadas, pero muy sutiles. Escogí obras pensando en los coleccionistas locales. Cuando vengo, veo a coleccionistas y curadores, visito museos y universidades, y trato de ver a los artistas.

-Desde U-Turn promueve el diálogo entre los artistas...

-Esa ha sido la parte más divertida: poner a todo el mundo en contacto. Una de las razones por las cuales arteBA me invitó es porque soy como una embajadora.

- Esto de ser embajadora lo tiene clarísimo.

-Si me piden que recomiende a alguien y tengo los contactos ¿por qué no los voy a usar? Eso es lo bueno de estar acá y poder visitar talleres. Nominé a tres artistas argentinos para una residencia en Cleveland, y hay tres o cuatro artistas argentinos en mi bienal. El año pasado, como era la primera vez, estuve en mi sección todos los días. Pero este año voy a pasearme un poco más por el resto de la feria para buscar artistas.

- También trae coleccionistas.

-Muchos. Regalé mi lista de contactos. Estamos muy lejos. Abrir espacios como éstos y tratar de buscar más patrocinio para poder invitar a curadores, críticos y coleccionistas es muy importante.

Julio Le Parc, un invitado sin igual

"¿Qué es el arte? No hay una sola respuesta, pero entiendo que arte es hacer cosas que otros califican de manera sensible como arte sin necesidad obligatoria de tener el título de arte." Así responde Julio Le Parc, el gran artista argentino consagrado también en Europa, ante la consulta de los periodistas que compartieron ayer un almuerzo a pocas horas de su llegada desde Francia.

Julio Le Parc será una figura central en esta edición de arteBA. En el EspacioArte, de Aeropuertos Argentina 2000, se exhibirán dos obras cinéticas Continuel Movile NT y Lames réfl é chissantes .

Habrá un homenaje especial mañana, a las 17, durante la pre-inauguración de la feria de arte contemporáneo. Y el domingo, a las 13.30, conversará con Alicia de Arteaga, editora de arte de La Nacion, para deleite del público.

Casi de manera simultánea a las actividades públicas avanzan las negociaciones entre el hijo de Le Parc, Yamil, y Aeropuertos Argentina 2000 para que el móvil que está expuesto en el Centro Cultural Borges pueda pasar a formar parte de la exposición permanente de arte que esa empresa quiere desplegar en Ezeiza.

"Francia se está adueñando de Le Parc", dice Yamil al advertir que su padre "no está muy presente con sus obras en la Argentina, pero sí en el corazón de la gente".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.