Vecinos cordobeses recuperaron una casa diseñada por el mismo ingeniero de la Torre Eiffel

Los vecinos decidieron recuperar la famosa casa de San Vicente, Córdoba, para que pueda ser visitada
Los vecinos decidieron recuperar la famosa casa de San Vicente, Córdoba, para que pueda ser visitada Fuente: LA NACION - Crédito: Gabriela Origlia
Gabriela Origlia
(0)
1 de marzo de 2019  • 15:47

CORDOBA. Carlos Cassafousth nació en Argentina, de mamá francesa. Como en su familia veían que tenía cualidades para la ingeniería decidieron enviarlo a estudiar al Instituto Politécnico de París , donde fue discípulo de Gustave Eiffel y se convirtieron en amigos. De regreso al país, el contacto entre ellos continuó. Ese fue el nexo que hizo que varios diseños del francés llegaran a Córdoba . Desde este viernes, está abierta al público la "casa Eiffel" en el tradicional barrio San Vicente.

Vecinos del barrio crearon una asociación civil para restaurar la casa que es considerada una "joya arquitectónica". Eiffel nunca estuvo en Córdoba; enviaba sus diseños por barco. La vivienda estaba desocupada y corría riesgo de desocupación; el abandono decidió a los vecinos a rescatarla.

La construcción no tiene la firma del francés, pero el estilo y el uso del hierro son "su sello", explica a LA NACION Juana Bustamante, investigadora de arquitectura moderna en la ciudad y de la intervención en el territorio en el siglo XIX. Hay otra casa "melliza" en Villa María, también de Eiffel. Son denominados chalets "ferrocarrileros".

La construcción llegó desde Francia en 1917 y está montada sobre rieles. En esos años el prefabricado era un método innovador; todo el sistema de ventilación es por ranuras en los techos y las paredes son planchas de hierro prensado con una cámara de aire interna. La carpintería de madera está atornillada a los muros y al techo de chapa de dos aguas.

La vivienda –ubicada en la calle San Jerónimo- fue, originalmente, encargada por un estadounidense a los talleres de Eiffel y, cuando llega, la vende a un alemán que, aunque la vende, vive varios años en el lugar. Finalmente, en 1937 la compra Isaías Pérez Cornejo, un cordobés que trabaja en los Molinos Minetti.

En 2001 murió Ema, la hija de Pérez Cornejo murió y una vecina anciana quedó a cargo del cuidado. En 2010 quedó totalmente abandonada y hace unos meses los vecinos decidieron organizarse en la Asociación Amigos de la Casa de Eiffel de San Vicente. "Con sacrificio y dedicación, la recuperamos", dice a este medio Agustín Castro, presidente de la entidad.

La casa es "patrimonio nacional" y la Municipalidad de Córdoba la define como de "bien público" pero ninguna institución estatal se hizo cargo nunca del mantenimiento. "Estamos pidiendo que la expropien y que nos permitan a nosotros gestionarla", plantea Castro.

Eiffel en Córdoba

Además de las dos casas, en Córdoba hay una noria en el Parque Sarmiento construida totalmente en hierro forjado que primero estuvo un tiempo en Tucumán; también estuvo abandonada por años hasta que en 2003 se la recuperó.

De Eiffel son dos molinos de vientos; los encargó la familia del ex gobernador cordobés Ambrosio Olmos para dar agua a sus estancias. Uno está en San Esteban (a unos 80 kilómetros de la ciudad de Córdoba) y el otro fue demolido cuando se dejó de usar.

Castro asegura que la casa está en buenas condiciones; que buscaron el asesoramiento de especialistas de la Universidad Nacional de Córdoba para conservarla pero que no se pueden hacer modificaciones por ser "patrimonio nacional". Los fondos que se usaron los recaudaron con actividades organizadas por los vecinos.

En la página de Facebook de la asociación se pueden consultar los horarios de visitas. La entrada es libre y gratuita pero se aceptan contribuciones.

En la ciudad de Buenos Aires , en la calle Perú, entre México y Venezuela, está el edificio El Forjador, diseñado por el francés. Funciona el Club Museum, establecido allí desde hace dos décadas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.