Falta de control: el Gobierno dice que no da abasto para clausurar tantos locales. Venden comida, pero está prohibido