Cómo conseguir un best seller con la ayuda de la audiencia online

Los autores se animan a publicar parte de sus obras por Internet para que la audiencia evalúe el argumento y los personajes antes de su salida a las librerías
Los autores se animan a publicar parte de sus obras por Internet para que la audiencia evalúe el argumento y los personajes antes de su salida a las librerías Fuente: AFP
Con menos personajes, más capítulos o un argumento diferente, los autores permiten las sugerencias que los lectores proponen por Internet sobre sus futuras obras
Alexandra Alter
(0)
17 de agosto de 2014  • 00:51

Sandy Hall estaba nerviosa. La señorita Hall, bibliotecaria en Morristown, Nueva Jersey, se preparaba hace pocas noches para dirigir su reunión semanal del club del libro con un grupo de 14 adolescentes. El libro a debatirse, una novela romántica para adultos jóvenes titulada "A Little Something Different" ("Algo un poco diferente"), era su texto debut.

"Sigo en la fase de espero que les guste", dijo una hora antes de la reunión.

Pero Hall, de 33 años, tiene más motivos para sentirse confiada que la mayoría de los autores que publican por primera vez. Su novela es el primer libro editado por Swoon Reads, una nueva editora para adultos jóvenes que permite a los fans votar entre manuscritos para decidir cuales se publican.

Alrededor de 9000 lectores ya han leído su narración online y obtuvo la calificación más alta de cinco corazones. Su editor es tan optimista respecto del libro que planea una gruesa primera edición de 100.000 copias en Estados Unidos y distribuciones simultáneas de sus editoras hermanas en Gran Bretaña y Australia.

Swoon Reads, una editora para adultos jóvenes que es parte de Macmillan Publishing, está reforzando su proceso tradicional de búsqueda de nuevos autores usando el crowdsourcing para seleccionar todos sus títulos. Al introducir una competencia de talentos al estilo de los reality shows de la televisión en su colección de manuscritos digitales, el editor espera encontrar best-sellers potenciales que reflejen, no los gustos de los editores, sino la sabiduría y los caprichos colectivos de la multitud.

"Los fans y los lectores están más en contacto con lo que se puede vender" dijo Jean Feiwel, vicepresidenta de Macmillan Children's Publishing Group y editora de Swoon Reads, que creó el concepto en 2012. "Tienen más el pulso de estas cosas que cualquiera de nosotros".

Hasta ahora Feiwei ha adquirido seis novelas iniciales de los 237 manuscritos presentados en el sitio de Swoon Reads en la red. Las novelas, que van desde el realismo contemporáneo a la novela romántica paranormal, se escogieron basado en los comentarios y calificaciones (de uno a cinco corazones) de los 10000 usuarios registrados en el sitio. Los lectores también votan respecto de narradores de audio-libros, luego de escuchar muestras de audio digital, deciden que ciudades deben visitar los autores en sus giras y eligen las cubiertas de los libros. Los autores editados por Swoon Reads reciben US$ 15.000 como anticipo, más pagos por derechos.

La aprobación permite adecuar el texto a lo que la gente quiere leer. Al autor le da un poco más de seguridad sobre su obra, dijo Sandy Hall, autora de un libro publicado bajo el análisis online previo que realizaron los lectores

"Habiéndolo puesto a prueba online, uno puede adecuar el texto a lo que la gente quiere leer" dijo Hall. "Le da a una un poco más de seguridad".

Cuando "A Little Somehting Different" llegue a las librerías el 26 de agosto, Hall y su editora sabrán si el apoyo online se traduce en ventas de obras impresas. Esperan que los miles de lectores que apoyaron el libro se conviertan en evangelistas que impulsen la venta con sus recomendaciones boca a boca.

"Es X Factor o American Idol cruzado con la edición impresa", dijo Jon Yaged, presidente y editor del Macmillan Children's Publishing Group. "Esperamos que estros libros tengan una mayor tasa de éxito".

El experimento refleja un nuevo esfuerzo de escritores y editores por crear una base de fanáticos para los libros antes de que sean publicados y a veces antes de que sean escritos. Al invertir el proceso habitual de distribuir un libro primero y encontrarle un público después, los editores apuntan a ser más como el resto del sector del entretenimiento, donde los nuevos shows de TV y películas se ven sometidos a rigurosas pruebas de marketing antes de difundirse.

Los editores y agentes literarios están atentos a sitios como Wattpad, que ofrece ficción gratuita de escritores amateurs, para encontrar autores con una gran masa de seguidores entusiastas. En Kickstarter, escritores lograron reunir colectivamente donaciones por US$ 22 millones para unas 6000 obras en proceso de escritura, que iban desde novelas adolescentes e historietas hasta obras de no-ficción. En los últimos años se han creado varias compañías nuevas dedicadas a conseguir aportes de multitudes para financiar obras literarias, incluyendo Unbound, que permite a los lectores dar aportes financieros directos a los autores a cambio de una copia de un libro terminado.

Incluso algunos autores establecidos como best-sellers recurren al crowdsourcing. Para su próximo libro "The Innovators", Walter Isaacson colocó un capítulo en el sitio Medium para tener retroalimentación y recibir ideas de los lectores respecto de su argumento central, que plantea que los avances tecnológicos a menudo resultan de la colaboración en vez del trabajo de genios solitarios.

Algunos dudan de que los fans vayan a tener más éxito en encontrar gemas ignoradas que los tradicionales editores de la industria. Hace dos años Avon Romance, división de HarperCollins Publishers, creó un sitio para que aspirantes a autores de novelas románticas presentaran sus obras y recibieran retroalimentación, con la esperanza de que aparecieran grandes novelas nuevas. Un puñado de editores estudiaban el sitio cada semana para evaluar los manuscritos que recibían más "lo amo", el equivalente de los "me gusta" de Facebook. Hasta ahora se han subido al sitio 500 obras pero ninguna fue adquirida para su publicación.

Erika Tsang, directora editorial de Avon, dijo que ella es un poco escéptica respecto del sistema de calificación. "Honestamente, muchas veces los 'lo amo' son de los parientes del autor", dijo.

Tampoco está claro si involucrar a los fans en la evaluación editorial es más eficiente que leer manuscritos no solicitados o confiar en lo que presentan los agentes literarios. En Gran Bretaña, HarperCollins creó un sitio en el que los escritores pueden subir sus manuscritos y evaluar cada uno el trabajo de los demás. El sitio, Authonomy, ahora tiene alrededor de 100.000 usuarios registrados y más de 15.000 manuscritos. Cada mes un equipo de editores de HarperCollins lee los cinco manuscritos con más alta calificación, pero hasta ahora solo 15 de las novelas subidas a Authonomy han sido editadas.

Sabemos que hay algunos best-sellers allí. Solo tenemos que revolver un poco la olla y lograr que los mejores salgan a la superficie, dijo Rachel Faulkner, editora de HarperCollins

"Sabemos que hay algunos best-sellers allí", dijo Rachel Faulkner, editora de HarperCollins. "Solo tenemos que revolver un poco la olla y lograr que los mejores salgan a la superficie".

Los editores y escritores ven el crowdsourcing no sólo como una manera de descubrir nuevos talentos sino también de medir las reacciones de los fans antes de que un libro vaya a impresión.

Luego de que Swoon Reads comprara "A Little Something Different" en febrero, Hall y su editora, Holly West, revisaron cada una más de 200 comentarios para ver lo que los lectores pensaban del libro y cómo podría mejorarse. Resultó claro inmediatamente que muchos se veían confundidos por los rápidos cambios entre personajes y puntos de vista.

La novela, que se desarrolla en el campus universitario, narra el inicio de un romance entre dos estudiantes cuyos sentimientos son evidentes para todos salvo para ellos mismos. La narración pasa de la visión de una chica que atiende en un bar, el chico de los repartos de una casa de comida china, un profesor, un chofer de colectivo, una ardilla y otros observadores que quieren que la pareja se una. La primera versión tenía 23 perspectivas. Luego de leer una docena de quejas respecto de lo complejo de la novela, Hall la redujo a 14 puntos de vista.

Otros lectores tenían críticas más sutiles. Algunos sugirieron que los capítulos individuales tenían que tener arcos narrativos más pronunciados. Hall dijo que la retroalimentación de los fans -que la mayoría de los escritores reciben después de que el libro sale a la venta- la ayudó a corregir el libro y hacerlo más adecuado a un público de adultos jóvenes.

"Habiéndolo puesto a prueba online, uno puede adecuar el texto a lo que la gente quiere leer" dijo Hall. "Le da a una un poco más de seguridad".

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.