Corea del Sur, en contra de Apple y de Samsung

Una tienda en Corea del Sur, donde fueron prohibidos equipos de Apple y de Samsung
Una tienda en Corea del Sur, donde fueron prohibidos equipos de Apple y de Samsung Fuente: AP
Un tribunal de ese país falló en contra de ambas compañías, que mantienen mutuas acusaciones por el uso indebido de patentes, mientras aguardan la definición de su caso en Estados Unidos
(0)
24 de agosto de 2012  • 18:38

Un tribunal surcoreano falló en contra de Apple y Samsung al argumentar que ambas compañías violaron sus respectivas patentes en la fabricación de sus dispositivos móviles. Asimismo, ordenó una prohibición parcial de sus productos en el país asiático, con el retiro del mercado de las versiones previas del iPhone, iPad y Galaxy S, entre otros productos. El tribunal prohibió la comercialización en Corea del Sur de los iPhone 3GS, iPhone 4, iPad 1 e iPad 2 de Apple, así como los teléfonos Galaxy S, Galaxy S2 y Nexus, y las tabletas Galaxy Tab y Galaxy 10.1 de Samsung.

El fallo detalla que la compañía fundada por Steve Jobs infringió dos patentes de telecomunicaciones de Samsung, mientras que la firma surcoreana transgredió una de las patentes de Apple relacionada con la capacidad de reactivación de la pantalla. Asimismo, la corte ordenó una serie de compensaciones económicas de entre 22.000 y 35.000 dólares, una cifra considerada baja si se tiene en cuenta la pelea multimillonaria que disputan los dos gigantes de la tecnología, que se lleva a cabo en diversos mercados y que espera tener una definición en los tribunales de California, Estados Unidos.

La jueza del tribunal federal de San Jose, California, instó a los máximos responsables de cada compañía a dirimir las diferencias, pero el encuentro no impidió que el juicio mantuviera su marcha, ya que no hubo acuerdo alguno entre las partes.

Las alocuciones de los abogados y la presentación de testigos, expertos y pruebas ya terminó; ahora le queda al jurado deliberar y tomar una decisión, que en primera instancia no parece favorecer a ninguna de las dos compañías. Mientras que el fuerte de Apple en sus argumentos está en lo gráfico (el parecido entre el iPhone y los Galaxy), Samsung tiene una posición importante respecto de sus patentes técnicas y el uso teóricamente indebido que hizo Apple.

Los alegatos finales

Según registró Reuters, los argumentos finales del juicio comenzaron el martes en una corte federal en San José, California. El jurado comenzaría a deliberar el miércoles próximo.

El abogado de Samsung Charles Verhoeven argumentó que los consumidores no se confunden entre los productos de las compañías de teléfonos móviles. El instó a los jurados a considerar que un veredicto a favor de Apple podría ahogar la competencia y reducir las opciones de los consumidores.

Un iPhone 3GS junto a un Galaxy S. Los equipos están a escala
Un iPhone 3GS junto a un Galaxy S. Los equipos están a escala

"En lugar de competir en el mercado, Apple está buscando una ventaja competitiva en los tribunales", dijo Verhoeven. Apple cree que "tiene derecho a tener el monopolio de un rectángulo de esquinas redondas y una pantalla grande. Es realmente sorprendente", agregó.

El abogado de Apple Harold McElhinny instó a los jurados a considerar el testimonio de una diseñadora surcoreana que dijo que trabajó día y noche en los teléfonos de Samsung por tres meses. "En esos tres meses claves, Samsung pudo copiar e incorporar el resultado de los cuatro años de inversión de Apple en trabajo duro y creatividad, sin asumir ninguno de los riesgos", dijo McElhinny.

Apple busca más de 2500 millones de dólares en compensación por daños de parte de Samsung. Un experto de Apple dijo que Samsung ganó márgenes de un 35,5 por ciento en los teléfonos considerados en la demanda desde mediados del 2010 hasta marzo del 2012, a partir de ventas por 8160 millones de dólares en Estados Unidos. Samsung ha cuestionado esa cifra.

Apple acusa a Samsung de copiar el diseño y algunas características del iPhone y el iPad, y está pidiendo que se prohíban sus ventas además de una compensación en dinero por daños sufridos.

Samsung, que intenta ampliar su presencia en Estados Unidos, dice que Apple violó varias patentes, incluidas algunas de su tecnología inalámbrica.

McElhinny presentó lo que dijo era evidencia cronológica que demostraba que Samsung copió los diseños de Apple. El también dijo al jurado que, mientras Apple llevó a varios de sus máximos ejecutivos para que entregaran su testimonio y enfrentaran preguntas, Samsung no llevó a nadie a cargo de las grandes decisiones.

"Desde el comienzo, Samsung no ha respetado a este proceso", afirmó. McElhinny instó a los jurados a considerar los documentos internos de Samsung, que comparan sus productos a los de Apple y determinaron que sufrían una crisis de diseño. McElhinny se concentró en una reunión entre ejecutivos de Samsung y Google en febrero del 2010, donde Google pidió a la firma surcoreana que dejara de imitar tanto al iPad.

Verhoeven, de Samsung, dijo que Apple no había mostrado evidencia alguna de que los consumidores hayan sido realmente engañados para comprar productos de la empresa surcoreana en lugar del iPhone o el iPad. "Los consumidores toman decisiones, no cometen errores", sostuvo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.