Es argentino y ganó un Oscar junto a su equipo con la película animada de Spiderman

Un fotograma de Spider-man: un nuevo universo
Un fotograma de Spider-man: un nuevo universo
Franco Rivero
(0)
20 de marzo de 2019  • 00:26

Vivir en Canadá puede ser el sueño de muchos, pero también puede convertirse en un verdadero desafío. "Aquí en Vancouver el clima es bastante complicado, hace mucho frío durante la mayor parte del año y hacer actividades fuera de casa es todo una aventura" compartió Humberto Rosa, quien vive en ese país desde hace 5 años, en una entrevista con LA NACION.

Más allá de las nevadas y de las temperaturas bajo cero, la vida de Humberto cambia cuando se sienta en su silla frente a una computadora y el programa de animación Maya en los estudios de Sony Pictures Animation. El es parte de un gran equipo que trabaja para darle vida a algunas de las películas de animación más exitosas del mercado. Tanto, que junto con todo su equipo, ganó un Oscar en la ceremonia de este año por Spider-Man: Into the Spider-Verse (en la Argentina: Spider-Man: un nuevo universo).

El trailer de Spider-man: un nuevo universo

02:46
Video

¿Cómo fue tu formación y cómo terminaste trabajando en un estudio de animación tan importante?

Siempre supe que quería dibujar, es una actividad que hacía desde chico y cuando tuve la chance de elegir una carrera supe que quería ir por algo referido a lo visual y lo artístico. Me formé en la Argentina, puntualmente estudié en Escuela Da Vinci la carrera de cine y animación y me gustó que el programa era bastante abarcativo e integral, y no específico en animación 3D.

Luego de mi etapa como estudiante, realicé varios trabajos como diseñador generalista de manera freelance, pero desde ya hace algún tiempo me dedico exclusivamente a la animación 3D que es, básicamente, darle movimiento a personajes dentro de una película. Sobre esto último, me formé estudiando a distancia en un instituto de Estados Unidos que tiene docentes que trabajan en DreamWorks llamado iAnimate.

Dentro de lo que es animación trabajé en diferentes rubros como publicidad, televisión y videojuegos. Ya formado como animador 3D, armé una carpeta con mis trabajos y me fui a Los Ángeles a una feria donde hay muchos reclutadores de los estudios de animación, y ahí quedó el contacto con Sony. En la primera entrevista no quedé por un tema de visa, pero luego ingresé a la empresa para trabajar en la película Cigüeñas. Fue así como en 2015 hice las valijas y me vine con mi pareja a vivir a Canadá.

Humberto Rosa
Humberto Rosa

Ya en Sony, ¿en qué películas y proyectos estuviste involucrado?

Mi primer proyecto fue Cigüeñas. Ahí tuve un poco de suerte, porque originalmente iba a comenzar a trabajar en la película Angry Birds, que tenía un equipo enorme con mucha gente trabajando, con más de 100 animadores 3D y ahí no iba a tener la posibilidad de destacarme demasiado. En Cigüeñas el equipo era mucho más chico, de solo 20 animadores 3D. Justamente por eso tuve mucho más tiempo cara a cara con los supervisores y los directores, y no era uno más en un equipo enorme.

Siempre se dice que los argentinos somos medios MacGyvers y que resolvemos problemas "atando las cosas con alambres". Cigüeñas no fue un proyecto fácil y en Sony vieron que yo me podía desenvolver bien con tiempos apretados y con muchos desafíos; eso mostró que tenía un diferencial con respecto a los otros animadores que participaron del proyecto. Dio la casualidad que al supervisor general (que jerárquicamente está justo debajo del director de la película) de Cigüeñas le había gustado mi trabajo; es la misma persona que después tuvo ese rol en Spider-man.

Estuve brevemente involucrado en la película de Los Pitufos y cuatro meses en la película de Emoji, pero el supervisor me metió de lleno para trabajar como primer animador de Spider-man.

Un fotograma de Spider-man: un nuevo universo
Un fotograma de Spider-man: un nuevo universo

¿Cuáles fueron las tareas que realizaste en la película?

Comencé realizando todas las pruebas originales como primer animador, buscándole el estilo a los personajes y a la película. El estudio sabía que quería hacer un proyecto muy diferente y muy arriesgado, y nadie sabía exactamente cómo se iba a ver, así que tuvimos mucho tiempo de experimentación, y de poner gente a probar cosas para ver como funcionaban. Después los bocetos originales se rediseñaron y logramos el estilo que tuvo la película.

Luego fui asignado como líder de animación 3D, con un equipo de más de 20 animadores a mi cargo, respondiéndole directamente al supervisor de animación de la película. Otras de mis tareas como líder de animación fue supervisar secuencias de las películas, y todo el trabajo que se hacía sobre el personaje de Miles Morales. Fueron dos años de trabajo arduo, pero también en los que gané muchísima experiencia.

En la parte de animación no nos encargamos de renderizar, de eso se ocupa el departamento de render (que transforma esas animaciones en computadora que hicimos nosotros y las transforma en imágenes de video). Nosotros nos ocupamos específicamente del movimiento. Yo como líder, también animé a Tomás en la película, obviamente no tuve tiempo de animar tanto.

También desarrollé varias herramientas de animación que usamos durante la película. La película está animada a 12 cuadros por segundo, es decir, no a 24 como se hace regularmente en cine . Eso no es tan simple como hacer la mitad de los cuadros: las herramientas que desarrollé permitían que los animadores pudieran previsualizar, probar y experimentar con diferentes cuadros por segundos por toma.

¿Qué software y herramientas se utilizan para crear películas de animación como Spider-man?

Para la parte de animación 3D se utiliza el programa Maya, y es el único software que realmente necesitamos para trabajar, porque importamos los personajes directamente y con esa herramienta podemos hacer la animación. Terminada la etapa de animación de una determinada escena, se publica para que directamente la levanten otros departamentos, como el de renderizado e iluminación de la animación, para que puedan seguir con su trabajo. Sony también tiene software propio que se utilizan en otros departamentos, como iluminación y composición. Tenemos también nuestro propio productor de video.

Terminada la película, llega el éxito, la nominación y la posibilidad de levantar un Oscar como mejor película animada, ¿cómo fue esa sensación?

Lo del Oscar fue realmente increíble. Nos reunimos todo el equipo en una sala de proyección que tiene Sony en el estudio, y seguimos el minuto a minuto de la ceremonia. Cuando llegó el momento de la elección de la mejor película animada, la emoción fue enorme: es un premio que Sony nunca había ganado y ninguno de los que trabajamos en el equipo de animación había participado de un proyecto ganador de un Oscar.

Otro momento épico para mí fue que personalmente gané un premio de la Visual Effects Society (VES), que son los premios que se otorgan en la industria de los efectos especiales. Son premios que se dan a categorías más específicas: modelado, animación, iluminación, etc. Ganamos cuatro premios de la VES por Spider-man: un nuevo universo, y dentro de esos cuatro específicamente al mejor personaje animado por Miles Morales.

Un fotograma de Spider-man: un nuevo universo
Un fotograma de Spider-man: un nuevo universo

Imagino que luego de participar en un proyecto de tanto éxito la adrenalina debe estar muy alta. ¿Cómo sigue tu carrera profesional ahora?

La energía está muy alta, la felicidad es mucha y está toda la atención puesta en seguir haciendo cosas que tenga ese nivel de llegada. Obviamente hacer una película que se gane un Oscar es difícil, Pixar y Disney venían teniendo un monopolio en el rubro porque hacen las cosas muy bien. Son expertos. Por nuestra parte, en el mismo año en que salió Increíbles 2 y WiFi Ralph, poder haber sido nosotros los que ganamos todo con Spider-man, es totalmente increíble.

No puedo hablar de los proyectos futuros de Sony, pero puedo decir que la idea es seguir por el mismo camino; hacer películas que sean novedosas y empujar los limites para hacer cosas nuevas. Por mi parte, Spider-man fue mi primera película como líder de equipo, también siento que me falta mucho por aprender. Esto es un envión enorme de motivación y energía para seguir creciendo y seguir trabajando.

¿Qué le recomendarías a aquellos que quieran iniciarse en el mundo de la animación 3D?

Principalmente les diría que no es imposible. Trabajo con otros argentinos en el equipo y hay latinos en todas estas producciones. Obviamente tampoco es fácil llegar, pero se puede. Es un tema de no sentarse a esperar oportunidades sino salir a buscarlas. Pueden aprovechar que en Buenos Aires hay millones de cursos de arte y de dibujo gratis, hay mucha educación gratis y conseguir eso en el exterior es casi imposible.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?