Europa acusa a Google de violar normas de competencia en la publicidad online

Afirma que impidió a buscadores rivales pudieran poner avisos en los resultados de su plataforma de búsqueda AdSense for Search
(0)
14 de julio de 2016  • 15:11

El regulador Antimonopolio de la Unión Europea presentó cargos contra Google por evitar que sus rivales compitan contra la compañía en el lucrativo mercado de publicidad en los motores de búsqueda, la tercera acusación que abre a la compañía.

La Comisión Europea también reforzó sus cargos previos contra el motor de búsqueda más famoso del mundo, por favorecer en sus resultados de búsqueda a los servicios de compra de Google frente a los de sus rivales.

La Comisión dijo en un comunicado que había enviado "dos declaraciones de objeciones" a Google.

La acusación en concreto

Los nuevos cargos acusan a Google de haber abusado de su posición dominante para prevenir artificialmente que sitios de internet de terceras partes colocaran anuncios de sus competidores.

El asunto está relacionado con la plataforma AdSense for Search de Google, en la que Google actúa como un intermediario para sitios de internet de tiendas minoristas en línea, operadores de telecomunicaciones o periódicos, que contienen motores de búsqueda que producen resultados que incluyen anuncios.

También dijo que había reforzado su conclusión preliminar de que Google había abusado de su posición dominante por favorecer sistemáticamente sus servicios de compra en sus páginas de búsqueda.

"Hemos manifestado nuestra preocupación de que Google restrinja la competencia al limitar las posibilidades de sus competidoras de colocar publicidad de buscadores en páginas web de terceros", señaló hoy en Bruselas la comisaria europea responsable de competencia, Margrethe Vestager.

La Comisión acusa además a Google de imponer una cláusula de exclusividad a otros sitios para que utilicen su servicio AdSense, así como requerimientos como que acepten un número mínimo de anuncios de Google y los posicionen en los espacios más visibles, entre otras cosas.

"Creemos que la actuación de Google ha hecho daño a los consumidores porque reciben los resultados de búsqueda que Google les quiere enseñar y no necesariamente los que son más relevantes", dijo Vestager.

Al ser preguntada por la frecuencia con la que en los resultados de búsqueda Google sube sus propios servicios, respondió: "muy, muy, muy a menudo". Ello "suprime la elección de los consumidores y la innovación", añadió.

10 semanas para responder

La empresa tendrá ahora diez semanas para responder a las acusaciones sobre publicidad online. Si se niega a cooperar con la UE y a cambiar sus procedimientos, la empresa corre el riesgo de ser castigada con elevadas multas, de hasta 3000 millones de euros.

En una primera reacción, la empresa negó el daño a los consumidores y dijo que analizará las acusaciones. "Consideramos que nuestras innovaciones y mejoras de productos han aumentado la elección de los consumidores comunitarios y promueven la competencia", señaló un portavoz de Google. "Examinaremos los renovados casos de la CE y proporcionaremos una respuesta detallada en las próximas semanas", agregó.

Google lleva años negando las acusaciones de Bruselas, que también lo ha acusado en otros ámbitos de competencia desleal. El de la publicidad es de hecho el tercero en el que la Comisión le exige cambios.

Bruselas inició su primera investigación a Google a comienzos de 2010. Los primeros procesos se referían a sus sistemas de comparación de ofertas de compra y al sistema operativo Android, dominante en todo el mundo en el segmento de móviles. En cuanto al primero, la Comisión señaló hoy que entregó más pruebas y datos a la empresa que refuerzan sus acusaciones.

Sobre el proceso por Android, la comisión alargó recientemente el plazo de Google para presentar sus alegatos a comienzos de septiembre.

Vertager añadió que la Comisión está también investigando nuevas acusaciones en ámbitos como la búsqueda de viajes y de tiendas locales, así como las críticas de empresas mediáticas a Google por supuestamente utilizar sus contenidos.

En los procesos por competencia desleal en la Unión Europea, la Comisión puede imponer multas de hasta un diez por ciento de las ventas anuales.

En torno al 90 por ciento de los ingresos de Google, de 74.500 millones de dólares del año pasado, procedieron del negocio de la publicidad online.

Agencias DPA, EFE, Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?