Google apuesta por los robots y pone a cargo al creador de Android

El antiguo responsable de Android, Andy Rubin, lidera el área de investigación en robótica de Google
El antiguo responsable de Android, Andy Rubin, lidera el área de investigación en robótica de Google Crédito: Gentileza All Things Digital
La compañía busca impulsar diversos desarrollos relacionados con la automatización de procesos con Andy Rubin, el ingeniero responsable de desarrollar la plataforma móvil presente en tabletas y smartphones
John Markoff
(0)
8 de diciembre de 2013  • 01:25

PALO ALTO, California – En una oficina de Google apartada, dos robots humanoides cuelgan suspendidos en un rincón.

Si Amazon puede imaginar la entrega de libros por drones, ¿es demasiado pensar en que Google podría planificar que un día un robot corra en un auto Google a entregarle un paquete en su casa?

Los ejecutivos de Google reconocen que la visión robótica es un "disparo a la Luna" ( Moon Shots , como denomina la compañía a las iniciativas experimentales). Pero parece ser más realista que la propuesta de Amazon de un servicio de entrega por drones , que Jeff Bezos, el CEO de Amazon, reveló en una entrevista televisada la noche antes de uno de los más importantes días de compras online del año.

En el último medio año Google ha adquirido calladamente siete compañías de tecnología en un esfuerzo por crear una nueva generación de robots. Y el ingeniero que encabeza el esfuerzo es Andy Rubin , el hombre que creó el software Android de Google transformándolo en la fuerza dominante en los teléfonos inteligentes.

Este es el mejor trabajo del mundo. Siendo ingeniero y una persona que le gusta arreglar aparatos, uno empieza a pensar en lo que quiere construir para sí mismo, dijo Andy Rubin, de Google

La compañía no hace comentarios sobre sus planes específicos, pero la escala de la inversión, que no ha sido dada a conocer antes, indica que este es simplemente un proyecto científico simpático .

Al menos por ahora, el esfuerzo de Google en la robótica no es algo que apunte a los consumidores. En cambio los blancos de la compañía están en la manufactura –como el montaje electrónico, que es ahora en gran medida manual- y la competencia con compañías como Amazon en las ventas minoristas, según varias personas con conocimiento específico del proyecto.

Un caso realista, según varios especialistas, sería la automatización de porciones de una cadena de provisión que vaya desde el piso de la fábrica hasta compañías que envían productos hasta la casa del consumidor.

"La oportunidad es masiva" dijo Andrew McAfee, un científico que realiza investigaciones en el centro del MIT para negocios digitales. "Sigue habiendo gente que camina dentro de fábricas y levanta cosas en centros de distribución y que trabaja en el depósito de almacenes".

Google recientemente empezó a experimentar con la entrega de paquetes en áreas urbanas con su servicio de Shopping y podría tratar de automatizar porciones de ese sistema. El servicio de compras, disponible en algunos lugares como San Francisco, ya hace entregas domiciliarias para compañías como Target, Walgreens y American Eagle Outfitters.

Ex empleado de Apple, Andy Rubin también trabajó como ingeniero en robótica en la compañía alemana Carl Zeiss antes de ingresar a Google
Ex empleado de Apple, Andy Rubin también trabajó como ingeniero en robótica en la compañía alemana Carl Zeiss antes de ingresar a Google Crédito: Gentileza Andy Rubin

Quizás algún día habrá entrega automatizada a domicilio, lo que por ahora depende de seres humanos.

"Como en cualquier disparo a la luna hay que pensar en el tiempo como un factor", dijo Rubin. "Necesitamos una pista de despegue lo suficientemente larga y una visión a diez años".

Rubin, el ejecutivo de Google de 50 años a cargo del nuevo emprendimiento, comenzó su carrera de ingeniería en la robótica y tiene desde hace mucho una pasión conocida por construir máquinas inteligentes. Antes de ingresar a Apple Computer, donde trabajó inicialmente como ingeniero de manufactura en la década de 1990, trabajó para la compañía Carl Zeiss alemana como ingeniero en robótica.

"Tengo historia de convertir mis hobbies en una carrera" dijo Rubin en una entrevista telefónica. "Este es el mejor trabajo del mundo. Siendo ingeniero y una persona que le gusta arreglar aparatos, uno empieza a pensar en lo que quiere construir para sí mismo". Usó el ejemplo de un limpiaparabrisas que tiene suficiente "inteligencia" como para operar cuando llueve, sin intervención humana, como un modelo del tipo de sistemas que está tratando de crear. Eso es coherente con una visión planteada por el cofundador de Google, Larry Page, que ha sostenido que la tecnología debiera utilizarse donde sea posible para liberar a los seres humanos de las tareas aburridas y repetidas.

Veterano de una cantidad de iniciativas empresarias en Silicon Valley y dos veces CEO, Rubin dijo que había ponderado la posibilidad de un esfuerzo comercial en robótica por más de una década. Recientemente llegó a pensar que una variedad de tecnologías han madurado hasta un punto en que pueden ser comercializados nuevos tipos de sistemas automatizados.

Este año Rubin dejó la jefatura de la división Android de telefonía inteligente de la compañía. Desde entonces ha convencido a los fundadores de Google, Sergey Brin y Page, que ahora es el momento de tal emprendimiento, y ellos abrieron la chequera de Google para respaldarlo. No dijo cuánto gastará la compañía.

Rubin comparó el esfuerzo con el proyecto de la compañía del vehículo autónomo , que comenzó en 2009. "El proyecto de auto automatizado era ciencia ficción cuando comenzó", dijo. "Ahora está empezando a ser algo realizable".

Reconoció que aún se necesitan nuevos avances en áreas como software y sensores, pero dijo que cuestiones de hardware como la movilidad y manos y brazos móviles han sido resueltos.

Rubin en secreto ha adquirido una cantidad de compañías de robótica e inteligencia artificial nuevas en Estados Unidos y Japón.

Entre las compañías se cuentan Schaft, un pequeño equipo de roboticistas japoneses que recientemente dejaron la Universidad de Tokio para desarrollar un robot humanoide e Industrial Perception , una nueva firma aquí que ha desarrollado sistemas de visión computacional y brazos robóticos para cargar y descargar camiones. También compró Meka y Redwood Robotics, fabricantes de robots humanoides y brazos robot en San Francisco, y Bot & Dolly, fabricante de sistemas de cámara robótica que fueron utilizados recientemente para crear efectos especiales en la película "Gravedad". Una firma relacionada, Autofuss, que se centra en publicidad y diseño, y Holomni, una pequeña firma de diseño que produce ruedas de alta tecnología también fueron adquiridas.

Industrial Perception, una de las compañías que adquirió Andy Rubin

Las siete compañías son capaces de crear tecnologías necesarias para construir un robot móvil y diestro. Rubin dijo que está tratando de concretar otras adquisiciones.

A diferencia del futurista laboratorio Google X , que hace investigación e cosas como autos sin conductores y el dispositivo Google Glass, el esfuerzo en robótica –dejando de lado lo del tiro a la luna- busca vender productos lo antes posible. Aún no se ha decidido si este emprendimiento será un nuevo grupo de producto dentro de Google o una subsidiaria por separado, dijo Rubin.

El grupo de robótica de Google inicialmente tendrá sede en Palo Alto, con una oficina en Japón. Junto con sus adquisiciones, Rubin ha comenzado a contratar expertos en robótica y trayendo otros programadores de Google para ayudar en el proyecto.

Si bien Google no ha detallado sus planes de robótica a largo plazo, Rubin dijo que hay mercados de manufactura y de logística que no están atendidos por las tecnologías robóticas actuales, y que son claras oportunidades.

No es la primera vez que Google va más allá de los límites habituales de una compañía de tecnología. Ya ha sacudido las compañías automotrices del mundo con su proyecto de auto robot. Google aún no ha declarado públicamente si piensa vender sus propios vehículos o convertirse en proveedor de otros fabricantes. La especulación sobre las intenciones de Google van desde una flota de taxis robot transportando gente en áreas urbanas hasta sistemas de entrega automatizados.

Rubin dijo que una de sus frustraciones respecto de la industria de electrónica para consumo es su complejidad. Espera que la robótica sea diferente.

"Creo que con la robótica estamos en un campo verde", dijo. "Estamos construyendo hardware, estamos creando software. Estamos construyendo sistemas, de modo que un equipo pueda comprender todo".

Traducción de Gabriel Zadunaisky

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.