Hackers chinos logran controlar un auto de Tesla Motors de forma remota

Investigadores del laboratorio de seguridad informática Keen de la compañía Tencen obtuvieron el control del vehículo eléctrico Model S de la automotriz liderada por Elon Musk
Investigadores del laboratorio de seguridad informática Keen de la compañía Tencen obtuvieron el control del vehículo eléctrico Model S de la automotriz liderada por Elon Musk
(0)
21 de septiembre de 2016  • 00:33

Con modelos con mayor conectividad, los autos pasaron a formar parte del universo de desarrollos que son susceptibles de un ataque informático. Eso fue lo que demostraron un grupo de investigadores chinos del Keen Security Lab, que forman parte del gigante tecnológico Tencent, tras analizar un Tesla Model S, uno de los modelos eléctricos de la automotriz estadounidense liderada por Elon Musk.

En las pruebas realizadas los investigadores lograron controlar de forma remota varias de las funciones del Model S, tales como activar el limpiaparabrisas, ajustar los espejos retrovisores, abrir el baúl, intervenir en el sistema de entretenimiento e información del vehículo o activar los frenos. Las vulnerabilidades detectadas podían darle al atacante la posibilidad de acceder a todas estas funciones en todos los estados del vehículo, tanto estacionado como en movimiento, según el reporte publicado en el blog oficial de Keen Security Lab.

Las fallas en los sistemas fueron detectadas luego de analizar durante tres meses al vehículo, y fueron reportadas al equipo de seguridad de Tesla Motors. La compañía confirmó las vulnerabilidades, pero dijo que el riesgo que pueden tener los usuarios del Model S son muy bajos, ya que requiere que el auto se encuentre cerca del acceso wi-fi malicioso. "Eso no impide que actuemos de forma rápida ante este tipo de incidentes, y nos comprometemos con la comunidad de investigadores de seguridad informática a corregir las vulnerabilidades en nuestros sistemas", dijo la compañía en un comunicado publicado en el sitio The Verge.

En el artículo se indicó que el Keen Lab comunicó las vulnerabilidades encontradas a Tesla, cuyo equipo de Seguridad de Producto confirmó las fallas, y ambos organismos trabajaron en solucionarlas para "garantizar la seguridad de manejo de los usuarios" de la empresa estadounidense.

De forma previa, las potenciales vulnerabilidades de los vehículos conectados fue reportado hace un año por la revista Wired, cuando un Jeep Cherokee pudo ser controlado de forma remota. Los ingenieros informáticos lograron controlar el aire acondicionado de forma remota, e incluso pudieron desactivar la transmisión y el acelerador en plena marcha.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.