Jibo, un asistente electrónico para el hogar

Sin el diseño y el aspecto de otros androides que buscan interactuar con los humanos, Jibo busca ser un centro de contenidos educativos y de entretenimiento familiar
(0)
17 de julio de 2014  • 00:25

Algunos tienen potentes y precisos brazos para trabajar en las fábricas, mientras que otros cuentan con facciones que emulan un rostro humano casi a la perfección: los robots quieren ir más allá de las tareas repetitivas para pasar a establecer una relación más amigable con las personas. A su manera, y sin adoptar la fisonomía que tienen los androides, Jibobusca posicionarse como un robot hogareño de referencia.

Reconoce el lenguaje natural y puede interpretar órdenes de voz, tomar fotografías y realizar videoconferencias, además de notificar los eventos de una agenda.

Presentación oficial del robot Jibo (en inglés)

Su diseño se asemeja más al de un pequeño lámpara de escritorio, con cierta reminiscencia a la lámpara de Pixar y a EVE, la compañera de Wall-E, el protagonista de la película homónima. Su pantalla circular puede girar en determinadas acciones, y cuenta con una interfaz basada en una pequeña esfera virtual que cambia de forma de acuerdo a la interacción que tenga con el usuario.

En cuanto a sus prestaciones, Jibo se comporta en forma similar a los asistentes por voz de los principales smartphones, tales como Siri de Apple, Now de Google y Cortana de Microsoft, entre otros.

El dispositivo está en etapa de desarrollo, con un lanzamiento previsto para 2016. Mientras tanto, Jibo se puede reservar por 100 dólares en la plataforma de financiamiento colectivo Indiegogo, con un costo final de 500 dólares, un cuarto de lo que cuesta el robot recepcionista Pepper, creado por la compañía japonesa Softbank.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.